Martes, 20 de Octubre de 2020

Otras localidades

LA OPINIÓN

La humillación final

La secretaria general Cospedal y el presidente Rajoy, que apoyaron a Cifuentes y no le pidieron expresamente la salida contra todas las evidencias de fraude del máster, son corresponsables del daño a las instituciones

Ahora todos sabemos ya, por si alguien lo dudaba, cómo de cruel puede ser la política. La agonía de Cifuentes se prolongó mucho más de lo razonable porque el caso máster había acabado con su carrera política.

Su partido en Madrid, todo el PP que la aplaudió en la convención de Sevilla, la secretaria general Cospedal y el presidente Rajoy, que la apoyaron y no le pidieron expresamente la salida contra todas las evidencias de fraude del máster, son corresponsables hoy del daño a las instituciones, a su propio partido, y del final chusco, humillante e inquietante del vídeo con el hurto de una cremas en un supermercado. Inquietante porque alguien guardó siete años ese vídeo para hacer daño cuando viniera mejor. Y Cifuentes señaló ayer de forma implícita la filtración a sus enemigos en el PP.

¿Es este partido al que Ciudadanos confiará la administración de una comunidad con siete millones de habitantes en el año largo que falta hasta las elecciones? ¿A qué PP? ¿Al de Aguirre, González y Granados? ¿O al de Cifuentes y todos los que la han aplaudido en su caída interminable?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?