Últimas noticias Hemeroteca

José Guirao se conjura contra el descrédito de la cultura y avanza que no habrá ley de mecenazgo en esta legislatura

  • Gracia Querejeta, Marta Sanz, Jorge Díez y Natalia Menéndez conversan con el ministro de Cultura
  • La precariedad, la financiación, los incentivos fiscales y la lucha contra el descrédito del sector, los temas clave
  • En los dos años que quedan de legislatura, "va a ser imposible sacar adelante la ley de mecenazgo porque no hay una base previa". No obstante, el ministro se compromete a iniciar los trabajos para sentar los cimientos de la futura norma

Llegó al Ministerio después que los demás, pero no porque llegara tarde, sino porque su antecesor se marchó, dimitió. Y él tomó posesión de su cargo seis días después que el resto del Ejecutivo de Sánchez. Prometió su cargo ante el rey como el resto del gabinete, sin símbolos religiosos, y después se fue al Ministerio de Cultura y Deportes. José Guirao es Licenciado en Filología Hispánica y experto en gestión cultural. Fue director general de Bellas Artes y Archivos del Ministerio de Cultura, director del Museo Reina Sofía y de la Casa Encendida durante 12 años. En la mesa cultural de 'Hora 25', el ministro conversa con personalidades del sector para escuchar sus demandas:

"Trabajo, trabajo y trabajo. Prudencia y valentía en sano equilibrio", fueron las primeras palabras de José Guirao cuando fue nombrado ministro de Cultura y Deporte. Conoció la dimisión de su antecesor casi a la vez que recibía la llamada de Pedro Sánchez: "Cuando un compañero de trabajo me estaba contando la dimisión de Màxim Huerta, estaba recibiendo la llamada".

Guirao apuesta por el trabajo tranquilo y eficaz. "Hay una especie de adanismo que cuando llega alguien nuevo dice "voy a arreglar" o "voy a hacer", pero primero por respeto y segundo por información hay que enterarse de lo que hay". Un ministro al que le gusta “pisar tierra firme” y que no le gusta aparecer “ni para quejarse ni para abanderar”, ha explicado en la Cadena SER.  El que estuviese al frente del Museo Reina Sofía ha señalado que quiere sentarse “mucho” con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero: “Todavía no lo hemos hecho formalmente pero sí que hemos hablado de muchos temas. Ella es una gran consumidora de cultura y muy sensible a este mundo. Entiendo que tiene el papel más difícil pero no le voy a crear muchos problemas, procuro pedir lo que es razonable”. Y en esa línea, ha desvelado que en los dos años de legislatura que quedan, va a ser imposible sacar adelante la ley de mecenazgo porque no hay una base previa. No obstante, el ministro se compromete a iniciar los trabajos para sentar los cimientos de la futura norma. El titular de Cultura ha charlado y atendido las demandas de cuatro representantes del sector:

La directora Gracia Querejeta

Jorge Díez Acón y Gracia Querejeta, en la mesa de 'Hora 25' / JOSEMA JIMÉNEZ

Entiende el cine como "una manera de abrir miradas y tender puentes", Gracia Querejeta es guionista y directora de cine. Hija de quien fuera uno de los productores de cine más importantes de este país, Elías Querejeta, así que imaginamos que buscar dinero para hacer una película le debe parecer lo más natural del mundo. El último viaje de Robert Rylands, Héctor, Siete mesas de billar francés o Felices 140 son algunos de sus trabajos, marcados por una mirada personal sobre nosotros, los humanos, y nuestras contradicciones. Fue vicepresidenta de la Academia de Cine, con Antonio Resines de presidente, y está a punto de estrenar su nueva película, 'Ola de crímenes', en la que vuelve a trabajar con Maribel Verdú. Sus reclamaciones:

La principal dolencia del cine es la falta de financiación. “La complejidad para levantar una película es mayor que en cualquier otro momento que haya vivido en mi carrera. Hay distintos tipos de problemas, concentrados en distintos lugares, no solo en Hacienda, también TVE que compra derechos de antena, otros están colocados en el ICAA que establece una serie de puntos para subvenciones… El Ministerio tiene un fondo muy pequeño para el cine, 30 millones, ampliable a 40, según el anterior Gobierno. Ese es el pilar fundamental de financiación. Francia tiene un fondo de 800 millones, Alemania, 250, e Italia 400 millones. Me veo escribiendo guiones y pasándolas canutas para levantar los proyectos, es la situación del 99% de los directores".

El hermano desatendido. La crisis no ha ayudado a ningún sector pero ha sido una cosa progresiva. Tenemos la sensación de que somos el hermano pobre, el más desatendido, del ministerio. Nadie sabe cómo se financia, de dónde sale el dinero, quiénes son los que compran derechos de antena, trabajar con las privadas… Hay pocas películas que se puedan hacer con una televisión detrás, es bueno por una parte pero peligroso detrás.

La respuesta de Guirao: "Tenía esta impresión desde fuera, de desapego al cine español. Lo percibes cuando estrena determinada gente. Luego efectivamente los fondos son bajos, la financiación ha bajado enormemente, es poco para que una película por muy modesta necesita un millón o dos millones. hay que trabajar con buscar financiación y con reconciliar a la sociedad española con el español en particular, y con el cine en general. En la defensa de la necesidad del cine, del apoyo, de la creatividad de los artistas, en eso nos tenemos que poner de acuerdo"

Incentivos fiscales. "Se necesitan para que haya inversores que les resulte rentable, es una industria muy potente, cada vez se consume más, es una industria para arriba. Hay lugares como Canarias o Navarra con una fiscalidad diferente. Hay que fomentarlos para que las empresas privadas inviertan en cine"

La respuesta de Guirao: “Estoy totalmente de acuerdo, lo tendrá que resolver una ley de mecenazgo e incentivos fiscales. En los dos años que quedan, va a ser imposible que salgan porque no hay una base previa y afecta a ciencia, transición ecológica. Los incentivos fiscales son claves para toda la cultura y hay que abordarlos”.

La escritora Marta Sanz

Marta Sanz es "una trabajadora autónoma autoexplotada que pertenece al precarizado mundo de la cultura y que además es una mujer". Así se autodefinió en una entrevista en la que hablaba de la novela 'Clavícula', en la que escribió sobre su dolor, su vulnerabilidad y su trabajo como escritora. Premio Herralde con 'Farándula', una novela sobre las sombras del mundo del espectáculo y el teatro y finalista del Nadal con 'Susana y los Viejos', Marta Sanz ha escrito además poesía, ensayo y crítica literaria. Dijo una vez que "las escritoras son acusadas de soberbia o prepotencia en cuanto articulan un discurso reflexivo que no caiga en la falsa modestia o no juegue a la inseguridad". Esta aquí porque queremos su discurso. Sus reclamaciones:

Demonización de la cultura y rentabilidad. Desde el punto de vista de conseguir dinero para proyectos, no necesitamos tanto para poner en pie, pero estamos en una sociedad en el que el descredito de la política está al servicio de un mecanismo ideológico para cerciorar a los ciudadanos. Cada vez tengo que hacer más cosas y gano menos dinero Somos colectivos demonizados porque nos pagan por hacer lo que queremos. Si partimos de la base que la cultura es un bien de primera necesidad. Cómo cerramos el círculo para que los oficios de la cultura no estemos precarizados y la cultura sea económicamente accesible al público. Tiene que ver con la concepción de la que venimos ¿Tiene que ser rentable, sostenible o no echarle cuentas?

Marta Sanz y Natalia Menéndez, en la mesa de 'Hora 25' / JOSEMA JIMÉNEZ

La respuesta de Guirao: “Si un productor teatral o de cine monta una película o una obra debería ser rentable para hacer la siguiente. No significa que busquemos la rentabilidad, pero para seguir haciendo proyectos, hay que aportar ciertos resultados. Por eso son importantes las ayudas, para no depender del mercado despiadado, por ejemplo, ante el cine que no es comercial. Si no lo apoyas, quizá el mercado no resuelve ese tema. Si no es rentable, no significa que no vaya a haber cultura. Ha habido una idea de que los de la cultura son frívolos – interviene Quereja para recordar la demonización del ‘no a la guerra’-.- Tenemos que trabajar todos contra el descrédito. La cultura está muy descentralizada, pero el ministerio sí tiene un valor simbólico enorme. Tenemos que trabajar en este terreno"

"Afianzar los vínculos entre lo cultural y lo educativo para artícular políticas culturales que coloque a la cultura en ese espacio de necesidad cívica"

La respuesta de Guirao: “Con educación hay que trabajar, es la base de todo. Le dije que hay que volver a las lenguas clásicas, no se puede ser moderno sin saber latín. Nos respondemos a las mismas preguntas que los griegos, pero cada época lo hace a su manera. Los centros educativos son una plataforma para trabajar y la asignatura ya anunciada de valores cívicos”

El comisario de arte Jorge Díez Acón

Jorge Díez Acón tiene una larga trayectoria como comisario de arte independiente. Fue asesor ejecutivo de los ministros de Cultura Jordi Solé Tura y Carmen Alborch. Muy vinculado al arte público, Jorge dirigió durante diez años, de 2002 a 2012, el programa internacional de arte público Madrid Abierto, además de los proyectos VÄLPARAÍSO INterVENCIONES en Chile y Cart[ajena] en Cartagena de Indias, Colombia. Es miembro del Instituto de Arte Contemporáneo, una asociación independiente de profesionales del arte y su trabajo le vincula a artistas consagrados como Isidoro Valcárcel Medina o a colectivos artísticos más jóvenes como Democracia. Durante años ha formado a gestores cultures de España y Latinoamérica como director del master en Empresas e Instituciones Culturales de la Universidad Complutense y Santillana. Sus reclamaciones:

Ayudas al arte contemporáneo. “El ministerio de Cultura Todavía se piensa que es un adorno, o un departamento de propaganda del Gobierno. Y hemos estado sin Ministerio. Además, se da la paradoja de que la cultura y la política tienen que estar separadas. No existe en muchas ocasiones una política cultural. Nadie duda de políticas educativas o por la igualdad. Para hacer política cultural hacen falta recursos. Si conseguimos ir acercándonos a los presupuestos de antes de la crisis, es algo asumible. Hago una propuesta concreta con una ley detrás y que no necesita recursos: el 1% cultural. La ley de patrimonio histórico dice que de cada obra pública financiada se destinará el 1% a trabajos de conservación o fomento de la creatividad artística. Si cogemos los programas que se han desarrollado, tienen que ver con el patrimonio, pero hasta ahora, salvo contadas ocasiones, la dedicación a la creación contemporánea no existe. Lo que proponemos es que sin incrementar el gasto, se cree un grupo de trabajo con las asociaciones para estudiar cómo dedicar el 20% de ese 1% a arte contemporáneo, al futuro… y no seguir restaurando castillos solo”.

La respuesta de Guirao: Estoy de acuerdo, hay que meterlo. No solo el 20% del 1%, hay que rehacer las bases y hacer un desarrollo equilibrado.

La actriz, dramaturga y gestora Natalia Menéndez

Hija del actor Juanjo Menéndez, sobrina del director de la Comedie Francesa... Dice que nunca fue una niña de camerino, pero conoce como pocos cómo ha evolucionado el oficio desde que su padre se pateaba los pueblos de España en sus giras teatrales hasta hoy. Con 13 años dirigió "Ni rico ni pobre sino todo lo contrario", de Tono y Mihura. Natalia Menéndez es actriz, dramaturga, directora de escena, adaptadora y traductora, es gestora cultural y ha firmado la dirección artística de varias exposiciones. Ha trabajado en todos los medios: cine, teatro y televisión, ha dirigido durante 8 años el festival de Teatro Clásico de Almagro. Esta temporada la tiene repleta de proyectos en varios teatros, no solo españoles. Esta mañana aterrizaba en Barajas después estar ensayando en Montevideo una versión suya de Tartufo para la Comedia Nacional de Uruguay. Estas son sus reclamaciones:

Precariedad y la SGAE. "e defienden poco los derechos de los creadores. Están desapareciendo artesanos, la crisis se utilizó también para hacer expolio y crear agujeros negros. El IVA no solo ha sido el problema. El estatuto del artista debe ser ya porque nos defiende a todos contra la precariedad, también qué pasa con la SGAE, el tema de los derechos, la actualización de la propiedad intelectual, los convenios de los trabajadores del INAEM… Comparto con el ministro con la idea de la sanidad, nosotros cambiamos el estado de ánimo".

La respuesta de Guirao: "Siempre he dicho que la cultura le ahorra dinero a la Seguridad Social y lo mantengo (risas) Con la SGAE estamos vigilantes, en la medida que cumpla la legalidad, cumplirá su vida propia. Me gustaría que la cumpliera y no tener que intervenirla total o parcialmente. Me gustaría que fuera voluntario el asunto".

Mesa cultural en 'Hora 25' con José Guirao / JOSEMA JIMÉNEZ

Deportes y toros

El deporte es la otra vertiente de su cargo. Guirao ha vuelto a apelar al “respeto” ya que ha asegurado que el fútbol no es su “especialidad”. “De deportes sé cosas como cualquier ciudadano (…) estoy haciendo el esfuerzo para ponerme al día”, ha afirmado, así como ha acentuado con especial hincapié en el “deporte de inclusión y en el deporte femenino”. “Para mi ver esos grupos de cierta edad que salen a pasear y se tiran dos horas de paseo es deporte, salud. Soy prudente por eso”, ha continuado. Respecto a las apuestas, el ministro ha subrayado que “hay que desarrollar una ley que prevé eso”. “Hay que intentar que en las apuestas online haya una reversión al deporte. Habrá que abordarlo pero tenemos carencia de legislación, internet va a la velocidad del rayo y la legislación al trote”, ha añadido.

Finalmente sobre los toros, conocida su posición contraria, ha sentenciado: "Las tradiciones no se quitan por decreto, habrá que dejar que la sociedad evolucione".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?