Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 02 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Duque: "Sigue existiendo la posibilidad de que España descubra la vacuna"

Cómo desactivar a jóvenes a punto de radicalizarse

¿Cómo se pasa de ser un joven del barrio a un terrorista? Es la pregunta que se hicieron muchos padres y amigos después de los atentados de Barcelona y Cambrils. A esa preocupación responden en la Asociación Darna, una entidad que se vuelca para prevenir el radicalismo violento. Trabajan en el Raval, en Barcelona, pero su experiencia podría ser fácilmente extrapolable a cualquier lugar

Mohamed Houli Chemlal, natural de Melilla, herido grave tras la explosión en la vivienda de Alcanar en Tarragona, detenido en relación con los atentados yihadistas cometidos el jueves pasado en Barcelona y Cambrils

Mohamed Houli Chemlal, natural de Melilla, herido grave tras la explosión en la vivienda de Alcanar en Tarragona, detenido en relación con los atentados yihadistas cometidos el jueves pasado en Barcelona y Cambrils / EFE

Cómo detectar una radicalización

"Los jóvenes maman el sufrimiento de la familia. El padre no trabaja, la madre está triste, la familia no puede hacer frente a los gastos normales y todo eso lo ve el niño. Eso lo convierte en una granada silenciosa, que puede explotar en cualquier momento". Es la realidad que describe Ibrahim Tri, es el contexto que acompaña a los jóvenes que han empezado a radicalizarse. Trabaja en la asociación Darna como mediador y su tarea consiste en hablar, pero sobretodo en escuchar. "Cuando hablas y sacas algunos temas, ves si la persona te acompaña en un discurso. Ves si tiene un bagaje sobre este tema. Si lo tiene, quiere decir que ha consultado alguna red terrorista", explica Ibrahim, que escucha atentamente para detectar tendencias o inclinaciones que puedan deslizar los jóvenes en una charla.

Revertir el proceso de radicalización no es fácil, sobretodo porque en las aulas apenas se previene el yihadismo. Ángela Cuetos es maestra y pedagoga: "En las aulas hablamos de drogas, alcoholismo, para darles herramientas y no caer en ellas. Pero este asunto no se toca".

El estigma

Cuando un joven decide no llegar a un punto de no retorno, se encuentra con que ese paso atrás es una etiqueta que le va acompañar por mucho tiempo. Montse Sánchez es criminóloga y especialista en mediación comunitaria: "A veces conseguimos que el entorno más cercano no lo considere una persona mala o un radical, pero a la persona le es mucho más difícil sacarse esa etiqueta. Deberíamos trabajar con todo el entorno social para integrar a estas personas para que se sientan uno más y no se sientan etiquetados. Que no sean señalados con un 'mira, el que se había radicalizado. Todavía sigo teniendo miedo, porque no sé qué puede pasar' ". Para evitar el inicio de una radicalización, hay que trabajar con un triángulo indispensable: la familia, el entorno y el joven.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?