Domingo, 17 de Enero de 2021

Otras localidades

Palmeras salvajes

Irte bien en la vida

La gestación subrogada siempre necesita de la exaltación de un derecho desconocido, el de perpetuar el adn, y otro antológico: el que tiene una persona para convertirse en industria de otras

Ayer leí una entrevista a un influencer gay muy guapo y al que le va bastante bien la vida; en ella decía que sería padre cuando tuviese dinero porque ahora se acababa de comprar un piso. Es una cuestión de prioridades. No es el primer hombre que quiere tener un hijo por gestación subrogada que hace cuentas para transmitir su genética. Pero hay algo en todo esto que yo no entiendo; detecto a gente sociable, con éxito profesional, con infinidad de amigos, que no encuentra en su círculo a ninguna mujer que les preste el vientre nueve meses. Ese ‘movimiento altruista de parto colaborativo’ siempre necesita de mujeres indias o ucranianas. Siempre necesita de alguien débil y desesperado al otro lado. Siempre necesita de la exaltación de un derecho desconocido, el de perpetuar el adn, y otro antológico: el que tiene una persona para convertirse en industria de otras. Siempre, en cualquier caso, necesita dinero y comercio. Dos palabras que referidas a un ser humano como producto implican venta por necesidad y compra por capricho.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?