X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

Imagina que te dan la razón sobre algo 300 años después

Simon Marius acusó toda su vida a Galileo Galilei de haberle robado su descubrimiento, nadie le creyó. Un tribunal holandés sí, pero 300 años después

Tanto en el entorno laboral como en el estudiantil, siempre hay algún listo con ganas de llevarse honores que no son suyos. Me gustaría poder decir que la vida les da su merecido, pero no acostumbra a ser así. El caso que nos ocupa hoy podría parecer un ejemplo histórico de estas malas prácticas… pero no os fieis de las apariencias.

Entre otras cosas, Galileo Galilei ha pasado a la historia como la persona que descubrió las cuatro lunas de Júpiter en algún momento del año 1610. Pero no fue un descubrimiento sin incidentes, porque un tal Simon Marius o Simon Mayer, natural de Alemania, afirmó que él las había descubierto antes. Galileo, cabreadísimo, lo acusó de plagio, en un enfrentamiento que duró todas sus vidas. Debido al prestigio de Galileo, pocos pusieron en duda que él había sido el descubridor.

Y así quedó la cosa, con Marius quedando como un plagiador durante casi tres siglos. Hasta que, a principios del siglo pasado, una investigación holandesa dictaminó que Marius había descubierto las lunas precisamente un 8 de enero de 1610, mientras que Galileo las mencionó por primera vez… un día después. Tratándose de tantos años, no se puede decir que sea el veredicto definitivo, pero sí parece demostrado que no hubo plagio, y que Marius descubrió las lunas por su cuenta.

Así que ya sabes; si te acusan de algo injustamente, no te preocupes: siempre puede haber un tribunal holandés que ponga las cosas en su sitio 300 años después.