Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 16 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Rebeca Hernández: "A las mujeres nos falta mucho admirarnos"

La chef de La Berenjena reflexiona sobre las conquistas pendientes del movimiento feminista

Rebeca Hernández, en la cocina de La Berenjena (y sin gorro para la foto). /

La madrileña Rebeca Hernández presume de ser de Chamberí y de tener un restaurante (siempre lleno) en su barrio de toda la vida. La Berenjena empezó siendo una taberna castiza e "incómoda" del barrio de Lavapiés. La montó hace ocho años junto a su socia y sus respectivas madres, pero el proyecto ha ido creciendo y, de hecho, acaban de conseguir un sol en la renovada Guía Repsol.

La oferta del restaurante cambia constantemente, pero se basa platos creativos con buenos fondos, como las mollejas de ternera con glaseado cantonés, su exitosa ensalada capresse, el rodaballo en su piel, los dumplings de codillo con crema de cocido o las berenjenas en salsa de miso. "La tradición nos cuesta venderla, pero cuando la vendemos, la gente nos dice que el resultado es escandaloso".

La chef recuerda que el 8 de marzo del año pasado salió a la calle para luchar y reclamar. "Falta mucho para la igualdad, para que tengamos los mismos sueldos, las mismas oportunidades o la misma visibilidad. Además hay que tener voz por las mujeres que no pueden tenerla". Este año, según cuenta, no va a poder hacer huelga, pero sí piensa ponérselo fácil a todas las trabajadoras del restaurante que quieran apuntarse y, en cualquier caso, acudirá a la manifestación.

"Nos hemos puesto las pilas, pero aún nos falta dar un paso adelante. A las mujeres nos falta mucho admirarnos y decir que esta tía es tan buena como este otro. Pero yo creo que en la gastronomía se va a notar", explica en la entrevista concedida a Play Gastro Lalalá. "Yo admiro mucho a Elena Arzak, por ejemplo. Si un hombre hereda el negocio familiar, parece que tiene mucho exito tiene. Pero si lo hace una mujer como Elena, parece que le están regalando algo. Y nadie le están regalando ser la mejor cocinera del mundo".

Rebeca Hernández, en la terraza de la Cadena SER. / C. G. CANO

Cocinera autodidacta (sus amigos le dijeron: "Abre algo y nos cobras"), Hernández lamenta la escasez histórica de referentes femeninos ("hasta hace poco, nadie sabía nada de ninguna") y también que la maternidad siga suponiendo un freno en la proyección laboral de las mujeres, pero también lamenta, como empresaria, lo difícil que resulta que un restaurante sea rentable: "Nuestro empleados no trabajan más de 40 horas y todos tienes dos días libres a la semana. Pero sumando alquiler, gastos y cotizaciones, aunque siempre estamos llenos, cuesta sacar beneficios".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?