Últimas noticias Hemeroteca

De policías, políticos y banqueros

Siempre ha pasado que los policías son de una manera, los políticos de otra y los banqueros y potentados en general de una tercera muy diferente, podíamos decir que distinta en tamaño sideral.

Josep Lluis Trapero es un policía con cara de policía, lo que le ayuda mucho a ejercer su papel en un tribunal. Le preguntan cosas, contesta, y quienes le escuchan saben, de por sí, sin más, que están oyendo al policía, lo que implica cuestiones muy complejas, pero que al final se resumen en una muy sencilla: a mí no me mareen mucho, que si me dicen que tengo que trincar a ése, voy y le trinco. ¿Que era el president de la Generalitat, Carles Puigdemont? Como si era el encargado del parking del Paseo de Gracia. Oír lo cual, tras mañanas enteras de políticos de medio o cuarto pelo, que nada saben, de nada se acuerdan y yo venía a cobrar pero a mí que me registren, es un descanso para la salud de los asistentes al juicio del Supremo. Hombre, se dice uno, alguien que sabía que tenía un trabajo. Un testimonio demoledor. Contra todos.

Mientras tanto, Francisco González, el presidente de honor del BBVA ha actuado ante otro policía, el mortadelo Villarejo, aguantando la respiración –y los millones- hasta el último minuto y dejando la cosa, dice, provisionalmente. ¿Pero hasta cuándo?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?