Domingo, 09 de Agosto de 2020

Otras localidades

Un mal día lo tiene cualquiera

Cuando la fama es lo más importante

Sólo hace falta poner Telecinco unos minutos para saber que en nuestra sociedad la fama es una de los bienes más preciados por una gran parte de la población. Da igual si la consigues por acostarte con un futbolista o por defecar en la piscina comunitaria en Gran Hermano.

Cuando la fama es lo más importante

Frank Micelotta Archive (Getty Images)

Para nuestro protagonista de hoy, la vida era un poco al revés. Pese a que le apasionaba la música, no había reflexionado profundamente sobre lo que el éxito musical podía conllevar en su frágil equilibrio mental. Y un 5 de abril de 1994, ese equilibrio se rompió del todo. Kurt Cobain dijo basta y acabó de un tiro con todo la ansiedad y sufrimiento que el estrellato le estaba causando.

Lo cierto es que Kurt, el cantante del grupo Nirvana, probablemente no creía que el tipo de rock sucio que hacía con su grupo llegase nunca a millones de personas. Pero a principios de los 90s se alinearon los astros y él y su grupo se convirtieron en un fenómeno de masas. Cobain siempre se había burlado de las actitudes hedonistas y vacías de los grandes grupos de rock, y el hecho de entrar en este Olimpo le hacía sentirse entre farsante y desorientado.

Kurt intentó huir alejándose del grupo, formando una familia, entrando y saliendo de diversas adicciones… Pero no había lugar en el mundo que le permitiese volver a su identidad previa a la fama. El 5 de abril de hace 25 años, se metió en el invernadero que tenía en su jardín y se pegó un tiro en la cabeza. Tenía sólo 27 años y la macabra ironía es que esa muerte aún le dio más fama que su vida.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?