Últimas noticias Hemeroteca

Mapatón, cartografía que salva vidas

"Mapatón" es una iniciativa internacional de MSF para mapear zonas remotas del planeta y áreas afectadas por catástrofes que nadie ha registrado en los mapas oficiales

Hay zonas de nuestro planeta que siguen siendo invisibles para la cartografía tradicional, vacíos donde viven poblaciones olvidadas que necesitan asistencia humanitaria. Pero por primera vez se han cartografiado algunas de esas zonas gracias al evento organizado por Médicos Sin Fronteras (MSF), el Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Zaragoza y Missing Maps.

“Mapatón” ha logrado reunir a más de 400 activistas para incrementar el conocimiento de zonas donde viven poblaciones que requieren ayuda y mejorar la respuesta humanitaria. Raquel González, responsable de relaciones internacionales de Médicos Sin Fronteras, explica que se trata de “un evento colaborativo de personas que se unen para cartografiar de una manera muy intensa un área determinada”. Los voluntarios apuntan datos detallados de las zonas y a partir de las imágenes de satélite marcan lo que va apareciendo. Luego lo “dibujan” en la plataforma OpenStreetMap, “un mapamundi creado por una comunidad de cartógrafos que integra datos de miles de sitios web, aplicaciones para móviles y dispositivos de hardware”.

Se han realizado 14 “mapatones” simultáneos en 13 ciudades españolas coincidiendo con el “Día del Mapatón Humanitario”, cartografiando zonas remotas en las que intervienen los equipos de MSF en Malí, Nigeria, República Democrática del Congo y sobre todo centrándose en las áreas damnificadas por el ciclón Idai en Mozambique. “Hay imágenes satelitales de zonas donde estamos trabajando en Mali o en RDC, pero eso no está trabajado para explicar dónde hay un río, una casa, un centro de salud, un puente…”, cuenta Raquel. Por eso es tan valioso para su trabajo en el terreno el poder “ponerle nombre a las cosas”.

Aerial view of Buzi and the devastation caused by Cylone Idai. Mozambique / Pablo Garrigos

Desde que surgió la iniciativa, más de 77.000 voluntarios han cartografiado más de 38 millones de edificios y casi un millón de kilómetros de carreteras. Raquel explica los beneficios de la iniciativa con el ejemplo del ciclón que ha afectado a Mozambique. Recuerda que “mandaron inmediatamente a cuatro cartógrafos porque cuando hay una catástrofe natural hay muchos grupos de población que tal vez están aislados y hay que acceder a ellos”. Allí pudieron combinar las imágenes de satélite con la información que envían desde el terreno, lo que permite a las ONG “a nivel logístico mucha más rapidez para llegar a las poblaciones y en el caso de que haya epidemias, el saber dónde hay núcleos de población ayuda a responder a esas epidemias”.

Toda la iniciativa se basa en “el trabajo colaborativo de mucha gente”, explica Raquel. OpenStreetMaps tiene tareas abiertas accesibles a todos. Se utiliza “un software muy fácil que facilita el ver las fotografías por satélites” y se marcan los puntos de interés con un cursor, por lo que no es necesario un conocimiento previo para participar, insiste. Pero además se trata de una jornada en la que los participantes pueden conocer de mano de trabajadores de la ONG en el terreno que ahora se encuentren en España la situación actual de los países en los que trabajan para que la gente entienda la utilidad de su trabajo.

Raquel cree que todavía quedan muchas zonas por cartografiar, teniendo en cuenta que “si nos metemos en un mapa de Nueva York se sabe hasta dónde está la tienda o la alcantarilla y en tiempo real”, mientras que en zonas de Malí o el África Subsahariana “en las que vive gente” hay mucho que desconocemos todavía. Este ha sido el “Mapatón” más grande, “pero no ha sido el primero ni será el último”, asegura Raquel.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?