Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

"Hay cientos de productos ultraprocesados que esconden componentes no saludables"

Hoy en día es más difícil encontrar productos naturales que ultraprocesados, a veces incluso es difícil detectar cuáles son los perjudiciales porque la industria alimentaria a menudo lo oculta. Para aclarar las diferencias entre unos y otros, Carlos Ríos ha escrito el libro "Come comida real", donde tiene el objetivo de ayudar a la gente a comprar productos saludables.

En SER Consumidor comentamos en profundidad con el autor del libro cómo nos engaña la industria alimentaria con este tipo de productos.

En el libro el autor, Carlo Ríos, dietista – nutricionista, hace un símil entre la película Matrix con la alimentación, sobre cómo la gente vive engañada o es inconsciente de nuestra alimentación que quiere ser libre con sus decisiones, y sin embargo son guiadas por la industria de los ultraprocesados para que coman sus productos.

Entre estos productos procesados y ultraprocesados, podemos agrupar cientos, desde refrescos a bebidas energéticas, bollería, pizzas, galletas, precocinados, chucherías, etc.

Pero, ¿hasta qué punto la industria alimentaria nos tiene engañados? Según Carlos Ríos “hay cientos de productos que se presentan como comestibles pero guardan en su etiquetado componentes que no son saludables y representan un gran porcentaje de nuestra alimentación”.

Además, el autor del libro, Carlos Ríos, también es el creador del movimiento real fooding que consiste en una dieta basada en alimentos reales sin ultraprocesados tal y como cuenta en su libro.

Así pues, el autor del libro comentó en SER Consumidor qué es la comida real: “es la comida verdadera, la que no tiene esos engaños en la etiqueta que te intentan poner como light, eco, bios o saludable cuando son productos ultraprocesadas. La comida real es la que no ha tenido una transformación por la industria o mínimamente procesados, no les han añadido ningún ingrediente.”

También existe el buen procesado que es “el que ha tenido un buen procesamiento como la congelación, el envasado, en bote… El aceite, el yogur, las conservas… Son buenos porque este procesamiento no ha alterado de forma perjudicial el producto”.

Y es que, también están los aditivos, conservantes, etc, que “son un añadido más que no ayuda a los ultraprocesados, no ayudan a nada, incluso los empeora”, comentó Ríos añadiendo también que “el gran problema no es ese colorante y conservante, es esa harina, ese aceite que se considera natural y para nada lo es”.

Incluso denunció que es fácil encontrarnos engaños por parte del marketing, ya que “utilizan estrategias donde ocultan esa información perjudicial y, además, lo intentan vender como saludables, por ejemplo poniendo el envase verde, que es bio o que tiene vitaminas”, explicó el autor del libro. Otra táctica es poner en los supermercados los productos reales como los huevos junto al pasillo de los ultraprocesados como los snacks.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?