Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 20 de Julio de 2019

Otras localidades

¿Dejarán de jugar con la memoria?

El Ayuntamiento de Córdoba, gobernado por el PP y Ciudadanos, se ha estrenado con la decisión de recuperar el nombre de tres vías urbanas de referencias franquistas, que fueron sustituidos por la anterior corporación de PSOE e IU en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Dicen que sólo recuperan nombres “populares e históricos”. Y para hacerlo utilizan una artimaña infantil. Así, la calle en memoria del golpista José Cruz Conde será la calle Cruz Conde; la avenida Conde de Vallellano, ministro franquista, será avenida Vallellano, y la de Antonio Cañero, rejoneador matarife de vecinos republicanos en su segunda actividad, será ahora la plaza Cañero. Dicen que con esta mutilación se pierde la connotación franquista, que es como si en Alemania una impensable calle Adolfo Hitler pasase a llamarse calle de Adolfo.

Sucede que aparte del jueguecito trilero con el que pretenden embaucar a la vecindad, estos partidos son los mismos que se oponen a la exhumación de Franco porque no es de extrema urgencia, los que consideran que trabajar por la memoria es reabrir heridas, los mismos, en el caso del PP, que pidieron un referéndum para cambiar las calles franquistas, los mismos que enarbolan la ley para que otros la cumplan mientras ellos se la saltan cuando les conviene. Quizás la maniobra pueda tener una parte positiva. Si yo fuera presidente plantearía a esta oposición tan creativa exhumar a Paco. Seguro que entonces lo apoyarán, porque quién va a pensar que Paco hace referencia al dictador.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?