Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Nerón

De este emperador romano se ha dicho de todo, desde los más grandes elogios (al principio) hasta las mayores barbaridades (al final). Aunque para muchos, el nombre de Nerón es sinónimo de crueldad y depravación, tras su proclamación como emperador en el año 54, después de la muerte de Claudio, hay constancia de que era muy amado por el pueblo. Según algunos historiadores, los inicios de su reinado fueron prometedores. En principio restableció las prácticas constitucionales de Augusto y continuó su política de conquista y de pacificación del Imperio

Cuentan las crónicas que, en el año 49, el filósofo y político cordobés Lucio Anneo Séneca fue llamado de su destierro en la isla de Córcega para que educara a Nerón, siendo nombrado por Agripina maestro oficial de su joven hijo. La única condición impuesta para que pudiera regresar a Roma era que no debía enseñarle al joven Nerón nada de filosofía. ¿Acaso influyó en el resto de su vida? Muchas preguntas se amontonan:

¿Es verdad que asesinó a su hermano adoptivo? ¿mandó matar a su madre? ¿era un auriga que participaba en carreras de carros? ¿Es verdad que asesinó a su segunda esposa? ¿Es verdad que le gustaba de disfrazarse con pieles de animales salvajes y morder a sus esclavos mientras tenía sexo con ellos? Y sobre todo ¿es verdad que ordenó quemar la ciudad de Roma? ¿que tocaba la lira mientras veía a lo lejos las llamas y que echó la culpa a los cristianos? ¿Qué pasó realmente la noche del 18 de julio del año 64?

Lo cierto es que después del gran incendio de Roma, Nerón aprovechó uno de los espacios reducidos a cenizas por el fuego para llevar a cabo una de sus obras magnas: la Domus Aurea, un fastuoso palacio preparado con incrustaciones de oro, plata y marfil, además de piedras preciosas. El emperador disfrutó por un corto tiempo del palacio, pues las obras culminaron meses antes de su muerte, pero mientras vivió, se encargó de dar los mejores banquetes en la historia de Roma Antigua. El comedor, según arqueólogos e historiadores, estaba sobre una base giratoria que se movía al compás de la rotación terrestre.

¿Cómo murió este emperador cuando solo tenía 30 años? ¿Qué hay de cierto es que fuera considerado el mismísimo anticristo? Tantas y tantas preguntas sobre un personaje que incluso una vez muerto, aparecieron otros que se parecían a él y el pueblo creyó que seguía vivo para rescatar al imperio de una guerra civil en la que se sumió cuando falleció. Varios emperadores se disputaban el trono. Incluso la Legio VII de Galba (que dio nombre a la ciudad de León) tuvo algo que ver en el derrocamiento del polémico y último emperador de la dinastía Julio-Claudia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?