Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Fernando Grande-Marlaska incide en evitar la circulación por la zona de Biarritz en plena 'Operación Retorno'

El ministro de Interior en funciones, atiende a la Cadena SER horas antes de que comience la cumbre del G-7 en Biarritz con las fuerzas y cuerpos de seguridad españolas muy presentes

Grande-Marlaska también ha tratado de quitar hierro a las palabras de Miquel Buch. "Yo mismo cuando voy por la Gran Vía me pongo la cartera en el bolsillo de adelante", declaraba"

Este fin de semana, se celebra en la localidad vascofrancesa de Biarritz la cumbre del G-7 en la que los principales líderes políticos se reunirán para tratar diferentes temas de la actualidad internacional. España juega un papel clave, pues en el paso fronterizo con Francia a través del País Vasco y Navarra, hay un fuerte dispositivo desplegado para que todo transcurra con normalidad. 

En las últimas horas, el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska  supervisaba el control de seguridad de la Policía Nacional en el puente fronterizo de Behobia así como el dispositivo de la Guardia Civil en Hondarribia. En total, casi 7.000 agentes controlan la frontera. 

A primera hora, al ministro de Interior, no le constaba ningún incidente y espera "que no vaya a peor". Además, anunciaba que hay protocolos en caso de que la situación se complicase y advertía de la complejidad de estos días con la operación retorno de vacaciones. 

"Va a ser una situación compleja porque el lugar y el momento no ayudan a que sea lo más cómodo", incide Grande-Marlaska a la par que insiste en evitar la circulación por esa zona. 

A pesar de que no ser el lugar ni la fecha ideal, el ministro de Interior en funciones se queda con la parte positiva y dice que esta cumbre permitirá probar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad "y seremos conscientes de su calidad y profesionalidad"

Sobre la posibilidad de presencia de movimientos radicales,  Grande-Marlaska ha asegurado que se han tomado las medidas necesarias para evitar que estos compliquen la celebración de la cumbre. No obstante, cree que en la contracumbre no va haber ningún tipo de infiltración radical. 

La inseguridad en Barcelona "preocupa al ministro"

Respecto a la situación de inseguridad en Barcelona, Marlaska indicaba que le "preocupa desde hace tiempo" y señalaba que durante la campaña para las elecciones autonómicas lo "comprobó".

Ante la petición del PP de enviar Policías y Guardias Civiles para ayudar a Mossos y Guardia Urbana, Marlaska habla de "ignorancia" y señala que en Barcelona "ya hay Policía Nacional".

"Con el PP perdimos 12.000 efectivos, nosotros estamos haciendo una oferta de empleo público importante", explica el ministro quien insiste en que "para dar seguridad, tenemos que tener efectivos."

Marlaska ha mostrado su enfado con la petición de Cayetana Álvarez de Toledo y le ha recordado que para temas tan serios no se pueden buscar "soluciones fáciles."

Marlaska le quita hierro a las palabras de Miquel Buch

El ministro también ha tratado de quitar hierro a las palabras de Miquel Buch y ha aseverado que en situaciones de aglomeración, "hay momentos en los que uno pierde la concentración." "Yo mismo cuando voy por la Gran Vía me pongo la cartera en el bolsillo de adelante", declaraba."

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?