Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Educación Sexual: la asignatura pendiente en España

Al contrario del resto de Europa, no contamos con ningún programa educativo en la materia, lo que provoca que los niños accedan por primera vez al sexo a través de la pornografía

()

La educación sexual sigue siendo la asignatura pendiente en la agenda escolar española. Su discusión acabó en un cajón con la llegada de la LOMCE en 2013, que despojó el poco contenido sobre sexualidad del currículum académico que aparecía en algunas asignaturas transversales incluidas por la LOGSE en 1990 y la LOE en 2006. Casi una treintena más tarde, los estudios de expertos demuestran la importancia y urgencia de su desarrollo e implantación: los menores se adelantan y tienen su primer contacto con la pornografía a los 8 años de edad.

Ante la deficiente y prácticamente inexistente cobertura pública y educacional por parte de la Administración, los menores y adolescentes recurren a la herramienta con la que están más familiarizados: internet. Casi el 90% de menores de 10 años tienen acceso a internet, y 1 de cada 4 tiene un teléfono móvil, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

España, la antítesis de Europa

Por otra parte, si atendemos al entorno europeo vemos que el desarrollo de la educación sexual ha sido muy destacado desde mediados del siglo pasado. Todo lo contrario que en España, que aún sigue siendo uno de los pocos países de la Unión Europea en los que la educación sexual no forma parte del sistema educativo.

Desde 1955, cuando Suecia la instauró como asignatura obligatoria en la etapa preuniversitaria, la educación sexual forma parte de la enseñanza básica europea. En la década de los 70, fueron los países escandinavos y algunos de la Europa occidental los que comenzaron a unirse a Suecia incluyendo esta materia en sus planes de estudio: Alemania lo hizo en 1968; en 1970, Austria, Dinamarca y Finlandia; Luxemburgo, en 1973 y Noruega, en 1974.

Incluso los países que estuvieron bajo un régimen comunista durante la segunda mitad del siglo XX ya la incluyen en sus planes de estudio, como es el caso de la República Checa, que la implantó como asignatura obligatoria en 1970.

Poco a poco se fueron uniendo otros países como Hungría (1974), Islandia (1975), Grecia (1995), Bélgica (1995), Eslovaquia (1996), Francia (1998), Portugal (1999) y Irlanda (2003).

Viendo el panorama europeo y teniendo en cuenta que la OMS, desde 2002, insta a los países a iniciar programas de educación sexual tempranamente, resulta poco comprensible que el Estado español aún no haya tenido en cuenta este asunto en sus leyes de educación.

Navarra y Avilés, capitales de la educación sexual

Cuando los adolescentes experimentan la relación inversa entre la práctica y las expectativas fruto de las imágenes que han visto en las pantallas, tienen dos opciones: sumirse en el aislamiento o recurrir a la ayuda de psicólogos y terapeutas sexólogos del sector privado. 

Algunos profesionales intentan extender su actividad a las aulas con cursos y talleres extraescolares. Iván Rotella, sexólogo que presta servicios desde hace más de una década en las clases de institutos públicos de Avilés, ciudad que podría considerarse una de las pocas en España con un programa educativo sexual en las aulas. Una cuestión que para Rotella está alejado del concepto coital: "Educación sexual es educación de los sexos, de hombres, de mujeres y de sus relaciones basada en el respeto, entendimiento, confianza y comunicación".

El departamento de Educación del gobierno navarro también lanzó su propuesta, Skolae, un programa que se encontró desde el principio con la oposición de la derecha del parlamento foral y asociaciones católicas. El proyecto, que se extendía a 100 centros públicos y concertados con un currículo basado en la exploración de la sexualidad, ha acabado en los tribunales. Sin embargo, el nuevo gobierno socialista de Chivite plantea la obligatoriedad de su implantación en todos los centros.

El problema surge, como hemos apuntado, cuando la pornografía se convierte en el primer contacto que los niños tienen con el sexo, una cuestión que se agrava si atendemos al problema de la adicción a internet que muchos jóvenes tienen en la actualidad. Para tratar este tipo de asuntos existen soluciones como las que ofrece el Programa Desconect@, dirigido por el psicólogo Marc Masip. Se trata de una iniciativa, que cuenta con un instituto psicológico y un hospital de día en el que se trata a jóvenes y adolescentes con problemas graves de adicción a las nuevas tecnologías, principalmente a internet y los smartphones. Un equipo de psicólogos y educadores se encargan de tratar a estos jóvenes para superar estos problemas, que en algunos casos incluye la adicción a la pornografía.

Alternativas digitales a la pornografía

'Sxo sentido' es un programa compuesto por 17 capítulos en los cuales la terapeuta Maite Domènech y tres adolescentes youtubers plantean charlas abiertas sobre cómo disfrutar de una sexualidad sana cimentada en "la presencia y la conciencia".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?