Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Desunión en la Diada, pero que nadie se equivoque

Mañana se celebra la Diada en un marco de enfrentamientos tan evidente que puede ocultar la persistencia del problema de fondo

Mañana se celebra la Diada en un marco de enfrentamientos tan evidente que puede ocultar la persistencia del problema de fondo. Es cierto que el procés fue un galimatías de voluntarismos, errores de cálculo y cuentos de hadas. Y el amargo despertar tenía que provocar entre los actores principales lo que está provocando: desacuerdos tácticos y estratégicos en los que se entremezclan ideología, expectativas electorales y sordos resquemores entre los que se quedaron y los que se escaparon.

Algunos se regodean con las noticias de cada disputa y las celebran como un indicador de la derrota del independentismo o al menos con una señal de que las aguas desbordadas ya van volviendo a su cauce. Pero es una falsa impresión. Aunque los episodios más agudos parezcan lejos de volver a repetirse y las encuestas afirmen que el número de independentistas ha descendido porque aun siendo cierto las mismas encuestas le siguen dando mayoría parlamentaria y porque el número de partidarios de un referéndum sobre el derecho a decidir supera el 75%. 

Quiero decir que, dejando a un lado el seguimiento de mañana a los actos de la Diada y la respuesta que se produzca tras la sentencia del juicio a los líderes del procés, lo que queda, lo que permanece es la existencia de un conflicto que no va a remitir, como los más ingenuos esperan y que no se va a reabsorber para regresar a la normalidad estatutaria vigente. Por tanto, en esta víspera de la Diada me permito señalar que el actual status quo ha muerto, que en el mejor de los casos será preciso construir otro distinto y que así como el unilateralismo soberanista es hoy por hoy imposible el unionismo tiene que descartar que el estatuto actual sostenga la relación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?