Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

El tablero político ante la repetición electoral: cómo afrontan PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos el 10-N

El inicio de la precampaña se ha confirmado este miércoles en la sesión de control al Gobierno

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta, Carmen Calvo, abandonan el hemiciclo. / ()

Con el inicio de la precampaña que se ha confirmado este miércoles en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, empiezan los partidos a repartirse culpas entre ellos. Culpas por la repetición electoral. El propIo presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha aprovechado su intervención desde la tribuna del Congreso para repetir lo que ya planteó anoche en la sala de prensa de La Moncloa: pedirles a los ciudadanos una mayoría más rotunda.

PSOE

Hay cierto temor entre los cuadros del PSOE a que el partido sea percibido por la ciudadanía como el culpable de esta situación, pero en la dirección del partido, en La Moncloa y en Ferraz, no hay ese temor a una desmovilización de su electorado.

"No tenemos miedo a la miedo a la desmovilización", repiten en Ferraz, donde creen que una bajada de participación no afectaría a la izquierdas. Los socialistas insisten en que es Ciudadanos el que tiene menos fidelidad de voto en las encuestas y que, si Podemos va a una campaña de confrontación dura con el PSOE, puede terminar movilizando a su electorado.

Mientras algunos diputados hablaban en el pleno del Congreso de zozobra y otros reconocían su pereza por tener que volver a empezar, desde el Gobierno han querido lanzar un mensaje de confianza. "Los ciudadanos tomarán nota de lo que ha ocurrido y, más allá de que exista una disputa por el relato, la ciudadanía es muy inteligente", ha apuntado la titular de Hacienda, María Jesús Montero. Adriana Lastra, esta mañana en 'Hoy por Hoy', apuntaba directamente a Pablo Iglesias. "Trabajará contra todo gobierno de izquierdas en el que no esté presente. Lo hizo en 2016, lo hizo en 2019 contra Manuela Carmena y también con el PSOE...", ha apuntado Lastra. Artillería socialista para repartir las culpas del fracaso.

PP

En el PP, la noticia es una comida. La de Pablo Casado con Mariano Rajoy. Ambos han comido juntos después de meses de absoluto desapego; no puede haber más distancia entre ellos, ya que Casado ha barrido con todo lo que oliera a marianismo. Pero este miércoles Rajoy y Casado han comido juntos, quizá le haya podido explicar el actual líder del PP a su antecesor qué pretende hacer en estas nuevas elecciones para remontar su resultado de abril, en el que perdió más escaños de los que consiguió mantener.

Fuentes populares han enmarcado este encuentro dentro de la normalidad pero que se produce en una jornada de aires de nuevo ciclo. Ante la perspectiva de una mejora electoral, dirigentes nacionales aseguran a la SER que parten de 0 y evitan dar el número de escaños al que aspiran. Eso sí, remarcan que el programa es el mismo y que las listas sufrirán pocas variaciones.

La dirección del PP sigue trabajando en la coalición España Suma aunque todavía es solo un deseo, aseguran. Mientras tanto, los actuales diputados han empezado a despedirse del hemiciclo con reproches a Sánchez y con mención a la desafección política.

Ciudadanos

En Ciudadanos, Albert Rivera retoma su cordón sanitario a Pedro Sánchez. Después de haber proyectado ayer el mensaje de que por España él estaba dispuesto a permitir la investidura del candidato socialista, ahora Rivera insiste en que eso ya es historia, y se vuelve a ofrecer a Pablo Casado para el día después del diez de noviembre.

Fuentes de la dirección de Ciudadanos confirman a la SER que en la próxima campaña no se levantará el veto a Sánchez. "Es imposible formar gobierno con él", asegura un alto cargo del partido. "Más ahora que ha rechazado la mano tendida de Rivera para la solución in extremis para desbloquear la investidura", prosigue. Ciudadanos volverá a mirar al PP. Hoy Rivera ha dicho que son sus socios preferentes y que si suma con Casado un escaño más que Sánchez le llamará esa misma noche. "Si la noche electoral hay un solo escaño más para cambiar gobierno y para formar gobierno, llamaré al señor Casado, sumaremos nuestros escaños y formaremos un gobierno. Y me comprometo a hacerlo antes de un mes".

Ciudadanos diseña una campaña con menos mítines que en la campaña anterior, según fuentes consultadas, ya que aseguran que la gente está cansada. No habrá grandes cambios en las listas y la dirección se muestra proclive a no volver a hacer primarias en aquellas provincias que marcan sus estatutos.

Unidas Podemos

Precisamente los movimientos de última hora que hizo el lunes y el martes Rivera le han puesto en bandeja a Podemos el que va a ser su discurso electoral: votar al PSOE es votar un futuro gobierno con Ciudadanos. Pero lo que va a condicionar la campaña de los de Igesias en las próximas semanas es la incertidumbre ante lo que puedan hacer otros actores de la izquierda, empezando por Íñigo Errejón.

El próximo día 28, Podemos va a reunir a su máximo órgano de dirección entre asambleas, el Consejo Ciudadano Estatal. Allí se fijará formalmente la estrategia electoral mientras Iglesias mira de reojo a los movimientos que pueden producirse en el espacio del cambio. En el entorno más próximo a Errejón se guarda silencio, pero según miembros de Más Madrid de toda solvencia consultados por la SER la opción de presentarse está encima de la mesa. Se estudia la escala, si por Madrid o más territorios, y si el viaje puede hacerse con aliados territoriales como Compromís. Según fuentes del partido de Mónica Oltra, la opción de aliarse en fórmulas que no impliquen confluencia orgánica se ven con buenos ojos.

La premisa, según sectores de Más Madrid dispuestos a dar el paso, es que una tercera opción combata la abstención en la izquierda. Una tercera vía frente al bloqueo que podría atraer a otros socios. Aunque los anticapitalistas de Teresa Rodríguez mantienen diferencias programáticas de fondo con las tesis de Errejón, en Más Madrid todos los ojos están puestos en la postura que Rodríguez adopte en Podemos. Porque ahora mismo, un sector de Podemos Andalucía quiere concurrir a las generales fuera de la marca Podemos, con la marca Adelante Andalucía.

La portavoz de esta confluencia ha dicho que es el momento para presentarse como Adelante Andalucía. Ángela Aguilera, que forma parte de Podemos, ha recordado que Sánchez ha negociado con el único diputado de Compromís para su investidura y ha reclamado el derecho del pueblo andaluz a tener ese protagonismo. "Yo, personalmente, reclamo el protagonismo que nos corresponde (...) Entiendo que es la mejor fórmula con la que nos podemos presentar", ha apuntado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?