Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

'Carrusel Confidential': Conocemos mejor al dueño del Almería

Turki Al-Sheikh cerró la compra del club este verano después de intentarlo con varios clubes en Italia y la Primera División española

Turki Al-Sheikh, ex Ministro de Deportes de Arabia Saudí, es el nuevo jeque que ha llegado a nuestro país para hacerse con el UD Almería y que tanta polémica ha causado en Segunda División. El actual jefe del equipo era hace dos años el ministro que llegó a un acuerdo con La Liga para potencial el fútbol en su país, un negocio que salió mal y en el que no se cumplió nada de lo acordado: los futbolistas no jugaron en la liga española ni se conoce que las academias funcionen bien en Riad.

El jeque llegó a decir que lo peor que había hecho como ministro era firmar este acuerdo con La Liga. Dos años después de este negocio, se ha convertido en el dueño de la UD Almería. No terminó muy bien la relación de LaLiga con Al-Sheikh. Está más cerca de ser ahora mismo el 'Jeque del PSG o del City' que el 'Jeque del Málaga'. 

Por ahora sus intenciones son bastante buenas, la información deportiva que está recopilando es buena y lo único que genera dudas es si La Liga tiene algún tiempo de interés en que el jeque aterriza en el fútbol español. Por ahora, las referencias son buenas por el proyecto que tiene en mente: quiere potenciar cantera, renovar el estadio, está fichando a jugadores aunque destaca las facilidades que se ha encontrado por parte de La Liga y lo mal que ha sentado esto a muchos clubes de Segunda División.

Turki Al-Sheikh ,después de vender su equipo en Egipto, decidió intentarlo y dar el salto a Europa, empezando por Italia con el Parma pero no se pudo hacer. Luego lo intentó con otro club -del que no podemos desvelar su nombre- pero tampoco salió bien. Lo tenía hecho e incluso llegó a llevar a un entrenador español para su proyecto, al final se torció la situación. Lo intentó también en España con un equipo de Primera División de la Comunidad de Madrid, le pedían 80 millones y dijo que no, era mucho dinero y no lo compraría.

Bajó entonces un escalón a Segunda División. Se interesó en comprar el Sporting de Gijón, preguntó pero no llegó a contactar con la propiedad del club. Pensó después en clubes históricos pero se descartó presentar ofertas por el arraigo que tienen en sus ciudades. No pudo ni siquiera abrirse la opción de comprar el Málaga porque entre Qatar y Arabia Saudí es imposible llegar a un acuerdo de compra, entre Emiratos no hacen negocios.

Entonces aparece la opción del Almería. 20 millones de euros y la compra del club se cierra en 11 horas. Después, ya como dueño, empieza el terremoto. En cuanto aterriza despide la dirección deportiva, al entrenador e incluso jugadores que acababan de llegar y empiezan a fichar futbolistas de un mercado al que el Almería no podía acceder.

Es ahí cuando muchos clubes se quejan, incluso en público, acerca de las cuentas del Almería por el límite salarial. La Liga rechaza patrocinios y le dice al Almería que tiene que hacer una ampliación de capital y el club presentó 31 millones de euros de ampliación de capital antes del cierre de mercado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?