Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

CATALUÑA CATALUÑA Declaración institucional de Quim Torra por los disturbios

Las primeras imágenes de 'Patria' emocionan en San Sebastián

Aitor Gabilondo y parte del reparto muestran los primeros detalles de la serie española más esperada

"Patria' es un viaje hacia el futuro, hacia un abrazo. Cuando se desprecia el dolor ajeno, es cuando se envenenan las relaciones", dice emocionado el creador de la ficción de HBO

El reparto de 'Patria' en San Sebastián /

Aitor Gabilondo solo había leído una novela de Fernando Aramburu. Hasta que le llegó la sinopsis de Patria. Solo la sinopsis hizo que se interesara por los derechos audiovisuales del libro. “Conectaba mucho conmigo, soy de Donosti, soy vasco, he nacido en los 70 y he crecido siempre con la violencia de fondo. Me interesó que se contaba a ras de suelo, con dos familias que nos podíamos sentir identificadas”, recuerda. Esa conexión ha inundado este sábado una pequeña sala del Kursaal, donde HBO ha mostrado las primeras imágenes de su primera serie española. Emocionados en cada palabra, el creador y parte del reparto han hablado de un proyecto rodado en Euskadi y con actores vascos sobre una historia con carga política pero, sobre todo, con un peso sentimental para toda la sociedad.

“Si no la novela no hubiera terminado así, no me hubiera interesado. ‘Patria’ es un viaje hacia el futuro, hacia un abrazo, que es duro y difícil, es muy difícil hacer justicia y reconciliación, porque la memoria, individual y colectiva, es muy traicionera. Ese abrazo es lo que justifica esta serie”, explica Gabilondo sobre la adaptación. El guionista sienta la responsabilidad de rodar en su tierra pero, dice, quería mostrar crudamente el dolor de estas familias y de muchas personas reales. 

Primeras imágenes y caracterización

Durante la presentación se han mostrado dos pequeñas escenas y vídeos del proceso de rodaje. Para Aitor Gabilondo, el punto de vista editorial de la serie parte de esas dos imágenes gemelas.En la primera, una mujer recoge un cadáver en mitad de un puente, sola, nadie acude a socorrerla. En la segunda, un miembro de ETA es torturado en una dependencia oficial. “Cuando se desprecia el dolor ajeno es cuando se envenenan las relaciones. Se van atrincherando los personajes, se van separando, se van alejando, se van refugiando en su propio dolor”, explica el guionista.

Una de las partes más complejas de la producción ha sido el trabajo de caracterización al utilizar a los mismos actores para una historia que abarca 30 años de historias. Actores vascos que también sienten cercano el conflicto. Elena Irureta, la intérprete que da vida a Bittori, no ha podido contener las lágrimas. “En el rodaje me he sentido muy protegida, había escenas muy duras físicamente, la visión respecto a los guiones ha sido algo distinta. El resultado me ha impacto muchísimo”. “Para nosotros es fuerte, hemos puesto toda la carne en el asador”, terminaba la intervención su compañera Ane Gabarain, quien da vida a Miren. “La serie mantiene las perspectivas de la novela, cambiando puntos de vista, saltando hacia adelante y detrás constantemente, era complicado hacerlo con varios actores. Para mí era muy importante el paso del tiempo, la evolución, cómo los personajes se van enfrentando a las situaciones con el paso del tiempo. Un personaje está en los ojos, en la mirada. Para mí era fundamentalmente que los ojos fueran los mimos”, completa Gabilondo.

Rodaje en San Sebastián

Rodada en el País Vasco, Gabilondo quería que todo se sintiera real, reconocible y así mantener la conexión emocional. “Al tratarse de este tema, se suele decir que los tabúes saltan en generaciones, pero para mí hacer esta serie en estos momentos, todavía está todo reciente. Está lejos pero está cerca. Era un desafío, era un reto. No sabía cómo lo iba a recibir la gente pero ni siquiera cómo lo iba a recibir yo, cómo me iba a remover. Hay un recuerdo emocional en todo lo ocurrido. Hacer imágenes que no estén a la altura de lo que recordamos habría sido una gran decepción. Era muy importante que tuviera verdad, que tuviera una impresión muy fuerte”, profundiza. Una de esas escenas tiene lugar en el Bulevar de San Sebastián, recrear una manifestación de finales de los 80. “No es una adaptación, es un reescalado de la historia”, concluye el creador sobre la dimensión de esta ficción que quiere ampliar el universo creado por Fernando Aramburu.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?