Últimas noticias Hemeroteca

, 23 de de 2019

Otras localidades

Elegir aliados en estado de pánico, es lo que tiene

Erdogan quiere cobrarse la deuda de 2015. Y dice que: o Europa deja de criticar su escalada bélica contra los kurdos en Siria, o abre las puertas a los refugiados camino de Bruselas

Los ataques de pánico suelen traer malas consecuencias políticas. Y no, no hablo de las encuestas de aquí y ahora. No hablo de Rivera, ni del 10 de noviembre. Cuando en 2015 los sirios salían despavoridos de una guerra sin fin y Europa se enfrentó a lo que, de manera muy exagerada, se llamó la crisis de los refugiados, los ultras consiguieron atemorizar a todos los gobiernos que, para evitar irritar a sus opiniones públicas, recurrieron a todo.

Recurrieron incluso al presidente turco Erdogan para frenar la llegada de la diáspora siria a un continente rico y con 500 millones de habitantes. La Europa capaz de organizar espectaculares eventos, olimpiadas y mundiales, no acertaba a poner letrinas en los rudimentarios campamentos que montaron en Grecia. Y se echaron en brazos de Erdogan para que cortara el flujo. Te doy dinero y te regalo credibilidad de paso. Y tú, te quedas con los sirios.

Hoy Erdogan ha pasado al cobro aquella factura. Y dice que: o Europa deja de criticar su escalada bélica contra los kurdos en Siria, o abre las puertas a los refugiados camino de Bruselas. Elegir aliados en estado de pánico es lo que tiene.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?