Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Gorak: el 'influencer' gastronómico que es "más de caviar que de plátanos"

Primera entrevista radiofónica del último fenómeno de la gastronomía en Instagram

Gorak posa junto a los mejores cocineros de España, pide siempre vinos carisísimos y se hace fotos en yates o jets privados. En Instagram se define como "un gorila que disfruta comiendo y bebiendo como si no hubiese un mañana" y, a punto de alcanzar los 50.000 seguidores, se ha convertido en el último gran fenómeno de la gastronomía española. Su identidad sigue siendo un secreto, pero su voz, después de la entrevista concedida en exclusiva a Play Gastro, ya no lo es.

"Gorak nace como nacen las mejores ideas del mundo: con cuatro copas de más", explica su alter ego. "Pensé que molaría compartir todo esto que vivo y disfruto, pero no quería aparecer yo y me apetecía hacer algo diferente, así que me compré un gorila en Amazon, pero era horrososo, lo devolví y al final le encargué otro hecho a medida por una empresa especializada en efectos especiales".

No deja de ser curioso que, en un momento en el que hegemonía del discurso gastronómico orbita alrededor de lo saludable, esté triunfando tanto alguien capaz de reunirse con unos cuantos amigos para devorar tres kilos de caviar. "Causa furor lo que es diferente y Gorak habla sin pelos en la lengua. Pero, evidentemente, yo no puedo ir tres día seguidos a comer un menú degustación. Hago un ayuno de 24 horas cada semana y, si ceno fuerte, procuro no desayunar. pero claro, la foto de la ensalada de los lunes no la subo a Instagram".

Gorak, escuchando Play Gastro. / CADENA SER

Gorak surgió a partir de dos necesidades: la de compartir ciertas experiencias ("sé cosas por repetición, como los monos") y la de no sentirse juzgado: "Si te bebes una botella cara, igual prefieres no subirlo a Instagram por el qué dirán. Amigos, familiares, conocidos... Prefieres ser discreto".

Gorak reivindica la importancia de la sala y de los restaurantes que, como el barcelonés Aürt o el cordobés Noor ("Paco Morales es un genio que tiene mucho recorrido"), son capaces de sublimar productos tan humildes como la patata o la cebolla. Eso sí, confiesa que es "más de caviar que de plátanos" y, aunque sus vinos preferidos no son necesariamente los más caros, dice que todo tiene un límite: "No creo que a un vino de 5 euros se le pueda llamar vino".

¿Detrás de Gorak hay una operación de márketing? "Me han ofrecido 2.000 euros por promocionar un determinado vino, pero lo he evitado para no perder credibilidad", responde. "Quiero decir lo que pienso, pero sí estoy valorando promocionar productos que no tengan nada que ver con la gastronomía".

Y es que Gorak se ha convertido en un auténtico fenómeno. "Hay chefs que me han preguntado a mí si sabía quién era el gorila y clientes que me han identificado por una foto subida en ese mismo momento desde la mesa de al lado".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?