Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El virus de la intolerancia

VÍDEO: ROBERTO CUADRADO

Sé que el tema ya está trillado y que los afectados silban para intentar pasar desapercibidos porque falta muy poquito para las elecciones, pero algún día alguien deberá explicar -un asesor, un gurú, un echador de cartas- por qué la puesta de largo televisiva de la ultraderecha en España se saldó la otra noche como una especie de paseo militar. O sea, barra libre para lanzar -con más o menos agresividad- toda la artillería machista, xenófoba y franquista ante millones de espectadores, sin que apenas nadie rechistara. Un par de amagos de Sánchez e Iglesias y el numerito de Rivera con sus cartelones fueron los únicos obstáculos para un Santiago Abascal al que sus partidarios jalean como a una estrella de rock.

El domingo sumarán los votos que sumen, pero hay que reconocer que los mítines de Vox son un punto y aparte. Hoy leía en el diario ‘ABC’ una crónica sobre el mitin de ayer en Dos Hermanas, en Sevilla, en la cuna del socialismo andaluz, donde se describía cómo al fin -gracias a Vox, se entiende- se puede cantar “Que viva España” a garganta pelada, cómo Vox tiene una idea rompedora, que es: “Primero los españoles, luego los extranjeros” -hombre, rompedora….- y cómo Abascal repite esa frase del fundador de ‘La Falange’, de “Sólo los ricos pueden permitirse el lujo de no tener patria” y además lo dice -leo textualmente- “con su sofisticado sosiego de conquistador”.

Mientras iba leyendo pensaba que todo esto es más serio y tiene más fondo de lo que podía parecer hace apenas unos meses. Y será por lo que estamos sufriendo estos días en la Cadena SER, pero creo que una buena metáfora sería decir que nos quieren hackear España; quieren que España sea sólo una -ya no digo grande y libre, que también- quieren que sea sólo una cuando afortunadamente hay muchas.

Y el virus con el que pretenden hackear este país, que con todos sus líos, sus problemas y sus imperfecciones sigue siendo un lugar cojonudo para vivir, ese virus se llama intolerancia. La mejor vacuna, ¿saben cuál es? La mejor vacuna son los votos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?