Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Omar, el MENA que respondió a Abascal: "Nunca me sentí rechazado sino todo lo contrario"

Hablamos con Omar, que ha contado a Abascal en Twitter que sus historias no son tan diferentes

Durante estas últimas semanas, y sobre todo esta última de campaña electoral, hemos oído hablar mucho del concepto MENA (Menores Extranjeros No Acompañados). Algo que, cuando empezamos a escucharlo, muchos ni siquiera sabían a lo que hacía referencia. La ultraderecha, ayudada por los medios de comunicación, se ha encargado de que este término sea conocido. Pero no quiere decir otra cosa que niños, niños no acompañados, que no están con sus familias, que no se diferencian en nada de otros menores por haber nacido a uno u otro lado de una línea imaginaria.

Pero parece que están intentando convencernos de que son otra cosa, de que son una amenaza. Hasta tal punto que hoy UNICEF ha compartido a través de sus redes sociales un mensaje en el que recuerdan eso, que los MENAS son solo niños. Argumentan que “hay que integrarlos y protegerlos, no criminalizarlos ni perseguirlos”, señalando que actos como los llevados a cabo por Vox pueden considerarse una vulneración del articulo 40 de la Convención sobre los Derechos del Niño, ya que su criminalización vulnera el principio de no discriminación y presunción de inocencia.

Además de esto, UNICEF se ha mostrado preocupada por si estos actos llevados a cabo por la ultraderecha “puedan aumentar el riesgo de desprotección de los niños y contribuyan al desencadenamiento de actos xenófobos de odio como los sucedidos esta semana en Zaragoza y Madrid”.

Y precisamente hoy se ha hecho viral en Twitter la historia de Omar, que fue uno de esos MENAS. Ha interpelado directamente a Santiago Abascal y le ha contado que él también fue un MENA, que no es otra cosa que un niño, para pasar enumerar las similitudes y diferencias de su vida con respecto a la del dirigente ultraderechista.

Omar, con el que hemos hablado hoy en La Ventana, se crio en Bizkaia, muy cerca de la Álava natal de Abascal, por lo que ambos han recibido la misma educación. Le ha recriminado la campaña xenófoba de su formación, ya que ambos han crecido en el seno de una familia vasca.

Nos ha contado que nunca se sintió criminalizado. Llegó con 12 años de un campamento de refugiados y pudo llevar una vida normal: “paseaba con mis amigos y jugaba en mi barrio de siempre de Bilbao”. También nos ha dicho que nunca se sintió rechazado, sino mas bien todo lo contrario y que le preocupa el clima que se está creando: “Yo nunca he cometido ningún delito”.

Se muestra preocupado de cara al domingo – “sobre todo por la desinformación, por la gente que no sabe sobre el tema”-. Quiere “que no se criminalice tanto la inmigración y menos a menores” y piensa que, si se comete un delito, independientemente de dónde hayas nacido, has de ser castigado conforme a legalidad vigente.

Omar lleva 20 años viviendo en España, país al que tuvo que emigrar después de que su madre fuera herida por la aviación marroquí cuando huía del Sáhara. Hace unos meses consiguió la nacionalidad española tras acreditar diez años de residencia legal y unos antecedentes legales impolutos.

Y es que en medio de esta vorágine no se nos puede olvidar que los MENAS son solo niños y no criminales como intenta hacernos creer la ultraderecha poniendo el foco en los más débiles e indefensos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?