Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

CDR CATALUÑA CDR CATALUÑA La Fiscalía acepta la libertad bajo fianza para los CDR que no manejaron explosivos

Alta costura en la Cañada Real

El proyecto 'Entrebarrios' trabaja por la integración de las mujeres magrebíes residentes en uno de los asentamientos chabolistas más grandes de España a través de la moda y el reciclaje de prendas en desuso

La Fundación Voces y el diseñador Manuel Fernández organizan esta iniciativa que realizará un desfile en Madrid en el mes de diciembre

Cuando salimos de la radio camino a la Cañada Real el taxista no daba crédito: “¿Es una broma?”, replicó. “Tienen suerte porque han pedido el servicio a través de Radio Taxi y estoy obligado a hacer la carrera, si no, no sé si los llevaría”. Los casi 8.000 vecinos que todavía habitan las viviendas de uno de los asentamientos irregulares más grandes de España continúan marcados por un fuerte estigma social. Sus seis sectores se extienden a lo largo de 16 quilómetros donde habitan magrebíes, rumanos, albanos, croatas, serbios, kosovares, portugueses, latinoamericanos y, por supuesto, españoles. Su nombre se relaciona habitualmente con el tráfico de drogas, la delincuencia y la marginalidad. Pero hay mucho más.

La Casita para el Pueblo se encuentra en la parcela 49 del Sector 5 y fue un proyecto impulsado por los propios vecinos para dotarse de un espacio común que respondiese a la necesidad de tener un lugar de encuentro y reunión ante la amenaza de desalojo que se cierne sobre ellos desde hace años. Tanto es así, que el propio centro es una instalación efímera y desmontable, sin ladrillos ni hormigón. Los vecinos no tienen un título legal sobre sus viviendas por lo que la incertidumbre sobre el futuro de sus casas es absoluta.

Para llegar allí hay que tomar la salida 12 de la autovía A3 y dirigirse hacia la salida de Valdemingómez. Después de una curva a la derecha y otra a la izquierda se entra en el Sector 5. Apenas unos centenares de metros separan esta zona de la parada de metro ‘Rivas-Urbanizaciones’, un municipio de clase trabajadora de las afueras de Madrid, y aún así el taxista se pensó dos veces si finalizar su carrera en cuanto observó, nada más entrar, a decenas de pájaros comiendo basura: “Prefiero no entrar más con el coche”.

Con todo, en esta parte de la Cañada se respira ambiente de pueblo. Sus calles están perfectamente asfaltadas, sus casitas más o menos cuidadas e incluso se ven los coches de empresas como UBER o Cabify aparcados frente ellas. Las calles tienen algo de suciedad pero no mucha más que la Gran Vía un sábado por la noche cuando se juntan botellas de alcohol, papeles de hamburguesas de un euro de McDonald’s y el olor a pis de “los que no se pueden aguantar más”.

El proyecto Entrebarrios

En una de las salas de la Casita para el Pueblo encontramos al diseñador valenciano Manuel Fernández, junto a una decena de mujeres migrantes del Magreb  residentes en el barrio, desarrollando un taller de costura organizado por el Fashion Art Institute y la Fundación Voces. El nivel educativo de la población es bajo: un 78,5% no tiene estudios o solo completó la educación primaria. Esta propuesta formativa tiene como objetivo la confección, el patronaje, el bordado y la transformación de prendas de segunda mano con el objetivo de enseñarles un oficio que facilite la incorporación de estas mujeres al mercado laboral. “Se trata de reciclar y transformar las prendas. De poner en marcha la imaginación” señala Manuel Fernández.

Uno de los modelos que están preparando con prendas de segunda mano / Cadena SER

Entre ellas debaten acerca de los colores, las combinaciones y los arreglos que harán a prendas de varias de las marcas más caras del mercado donadas por figuras como Loles León. Se han propuesto realizar un desfile en el mes de diciembre en la Real Fábrica de Tapices en la que expondrán sobre la pasarela sus mejores diseños. Tienen un maniquí al que ponen y quitan ropa hasta que aciertan con alguna combinación que les convence. “Es práctico aprender a aprovechar la ropa, cambiarla y volver a ponértela de nuevo” dice una de ellas. Trabajan en equipo. No solo en en la costura, sino también en el cuidado de los niños que llevan con ellas a las clases.

En unos meses crearán una colección de moda de alta costura a partir de ropa en desuso que se unirá con la colección ya confeccionada por un grupo de mujeres similar en las 3000 viviendas de Sevilla el año pasado. Puede que alguno de los conjuntos que diseñen acaben vistiendo a alguien que acude a algún baile de algún hotel lujoso. O puede que no. Qué más da.

El FestivaL 16 KILÓMETROS de la cañada real

El cuarto Festival 16 Kilómetros de Cañada Real, que arranca este sábado 16 de noviembre y se prolongará hasta el 1 de diciembre, va más allá del cine y los 25 títulos para todos los públicos, entre largos y cortometrajes, que se proyectarán programando cinco exitosas obras teatrales en seis representaciones, siete conciertos musicales, gastronomía o una veintena de talleres de género, audiovisuales o de transformación de ropa. Todas las actividades son gratuitas

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?