Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El contundente discurso de James Rhodes contra los abusos sexuales

"Hagan de esta ley el primer acto legislativo del nuevo gobierno", reclama el pianista británico a la clase política española

Cadena SER

James Rhodes recibió el pasado 12 de noviembre el reconocimiento de la ONG Save the Children por su lucha contra los abusos sexuales y el apoyo a la Ley de Protección de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia. Este sábado, en A vivir..., el pianista bitánico ha querido reproducir el contundente discurso que pronunció tras la entrega del premio:

España es mi hogar. Nunca voy a dejar este país que me ha acogido con los brazos abiertos y me ha dado una nueva vida que no podía ni soñar. Pero hay una mancha aquí que no se va a eliminar fácilmente. Y se necesitará un compromiso real para limpiarla.

La mitad de los casos de violencia sexual denunciados a la policía en este país se dan contra los niños. La mitad, repito.

Aunque los niños no voten o no paguen impuestos, tenemos que actuar

En lo que respecta al abuso sexual, el sistema judicial de este país está tan maltrecho como las victimas a las que pretende proteger.

Hay innumerables pederastas sueltos por las calles que no pueden ser procesados, aún cuando han confesado sus crímenes, debido a las limitaciones del sistema judicial. A pesar de que una estimación conservadora habla de abusos en un veinte por ciento de los niños, hay tan sólo unos dos cientos pederastas convictos en las prisiones de España.

La Iglesia protege a los violadores de niños, los políticos ignoran la situación, las victimas carecen de apoyos, las escuelas a veces cubren o esconden estos dramas, los periodistas infravaloran esta lacra…. y los policías están maniatados por nuestras leyes.

Me pregunto qué tan rápido actuarían si alguno de sus hijos sufriera tanto como yo sufrí en mi escuela.

Sin embargo, como algunos ya sabéis, hay una nueva ley de protección de la infancia contra la violencia que esta lista para ser presentada en el Congreso para su aprobación. Cuando se apruebe, no sólo se va a mejorar drásticamente la situación a todos los niveles; también va a convertir a España en el primer país del mundo en la protección de los niños. El numero uno. En el mundo.

El proyecto ha estado esperando mas de un año, y sigue sin ocurrir nada. Hace 14 meses, el señor Sanchez me miró a los ojos y me prometió que aprobaría esta ley. Todavía seguimos esperando.

Sr. Sánchez, Sr. Casado, Sr. Abascal, Sr. Iglesias, ustedes representan a su país. Mi país. Mi hogar. Hay innumerables excusas y pretextos a los que recurrir para explicar por qué esta ley aún no se ha aprobado. Pero reto a cualquiera en esta sala a presentarse en el escenario y dar un sólo motivo válido que explique por qué estamos esperando todavía.

Ha llegado un punto en el que tenemos que aceptar que, aunque los niños no voten o no paguen impuestos, tenemos que actuar.

Cuando se apruebe esta ley españa se va a convertir en el primer país del mundo en la protección de los niños

No el año que viene. No tras un largo periodo de consultas. No después de debatir con asesores, comités o consejeros.

Hay que hacerlo ya.

Todos sabemos que si aquellos en el poder realmente quisieran que sucediera esta ley podría presentarse en el congreso extremadamente rápido. Me pregunto qué tan rápido actuarían si, Dios no lo quiera, alguno de sus hijos sufriera tanto como yo sufrí en mi escuela.

Me violaron demasiadas veces cuando era un niño. La gente lo sabia pero no hicieron nada. Tengo en mi espalda varillas de titanio porque un hombre que me triplicaba en tamaño me rompió la espalda cuando me folló repetidamente durante años en mi escuela. Es demasiado tarde para mí. Pero os garantizo que, para nuestra vergüenza colectiva, lo mismo le está ocurriendo en este momento a demasiados de nuestros niños y niñas. Os lo garantizo.

Hagan de esta ley el primer acto legislativo del nuevo gobierno

Mi madre murió hace un par de meses. Antes de morir me escribió una carta, que me dieron solo tras su muerte. No la he compartido con nadie, pero dadas las circunstancias, quiero leeros sólo un párrafo de la misma:

“Todavía te veo en tus inicios, querido James. Un inicio maravilloso y colosal, que te has construido tú. Qué inmejorable posición para que una madre deje a un hijo. Y la verdadera guinda es que vas a marcar una diferencia enorme en la vida de mucha gente. Gente joven, gente herida, gente olvidada.”

Ojalá pueda hacer que de verdad se sienta orgullosa, y sus palabras tengan sentido. Pero ahora me siento impotente e incapaz de ello. Porque no soy yo, son USTEDES, los que van a tener que marcar la diferencia. Para cambiar las cosas hay que actuar, hay que poner esta ley esencial en la mesa de una vez y hay que aprobarla y hacerla efectiva.

Sé que el panorama político puede ser divisivo, ahora más que nunca, al parecer. Pero seguramente si hay una cosa que nos puede unir a todos, es esta. Hagan de ésta ley el primer acto legislativo del nuevo gobierno.

Acepto este premio no por mí mismo, sino por la promesa de lo que ruego suceda en las próximas semanas y meses. Y para aquellos niños que, como yo, han tenido que sufrir en manos de monstruos.

Gente joven, gente herida, gente olvidada.

Están esperándonos. A los aquí presentes, que realmente tienen el poder de cambiar las cosas, les pido: pónganse a trabajar en ello de una vez por todas. Por favor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?