Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

León Benavente devora Madrid

La banda llena dos noches seguidas la sala La Riviera presentando su tercer trabajo 'Vamos a volvernos locos'

Abraham Boba, vocalista de la banda León Benavente, durante su concierto del jueves en la sala La Riviera de Madrid / ()

"Por increíble que parezca, no hemos tenido bastante", canta Abraham Boba en La ribera y quizás fuese el primer pensamiento que sobrevoló por la cabeza de sus seguidores cuando salieron por la puerta de la sala La Riviera de Madrid después de los dos llenazos seguidos de León Benavente. La banda descargó toda su rabia contenida sobre una sala que rebosaba de gente por todos los costados mientras presentaban su tercer disco Vamos a volvernos locos. Los leones -así es como se les conoce en la jerga indie- devoraron un setlist con un repaso completo a sus grandes éxitos y un intenso análisis a su nuevo trabajo (de este solo se dejaron fuera Tu vida en directo).

Boba, Baos, Rodríguez y Verdú congregaron a miles de fieles en dos frías noches en Madrid. Frías en el exterior, porque dentro de La Riviera su famosa palmera se sentía como en casa ante la abrumadora intensidad que espetaba la banda en cada tema. El arranque fue como el del nuevo disco con Cuatro monos, Amo y Como la piedra que flota (estas dos sin Eva Amaral ni María Arnal). El escenario se cubría de un manto dorado que muestra el glamour de la banda sobre las tablas y hace presagiar el salto de categoría que León Benavente prepara en esta gira. De hecho, los ex de Nacho Vegas -nada más sacar este tercer elepé anunciaron que dejaban de acompañar como banda al asturiano ya que este grupo empieza a comerles gran parte de su tiempo- parecen no tener rival directo en su lucha por aparecer en las grandes letras de los festivales españoles.

El público, que de media rondaba los cuarenta, se venía arriba cuando el vocalista se desgañitaba entre el frenetismo que se adueñaba de su cuerpo cada vez que se acercaba al filo del escenario. La ribera fue el primer corte de su segundo disco 2, del cual también tocaron Aún no ha salido el sol, Tipo D y California que tuvieron su hueco -de seguido- en la segunda parte de la noche. Antes recordaron Se mueve de su EP En la selva y en el ecuador del show llegó Estado provisional y Ánimo, valiente de su impresionante disco debut. Boba recordó su primer concierto donde "seguro que sonaron" estas canciones y preguntó a ver quién estuvo allí en 2013 cuando sacaron su disco homónimo. Varios levantaron el brazo (o la cerveza).

Miren Iza (a.k.a. Tulsa) hizo acto de presencia para cantar Mano de santo en la que fue la única colaboración del viernes. El concierto fue ganando ritmo y pasaban a toda velocidad Volando voy, No hay miedo, Disparando a los caballos hasta frenar en seco con Ayer salí. Uno de los temas más destacados de Vamos a volvernos locos y con el que muchos rellenaran resacosos los pies de foto de las instantáneas de esta noche. Los bises estaban claros, salvo por su orden. La canción del daño se ha llevado la palma como lo más destacado de su tercer disco lo que le permite ser compañera de Ser brigada en la que el fraseo de Boba, como si de un rapero se tratase, han convertido esta canción como su éxito por antonomasia. Gloria puso el broche a 85 locos minutos donde el grupo no se paró ni un minuto a hablar de la situación política del país ya que no les hace falta porque en sus letras ya lo dejan claro. Ejemplo de ello es ese "Tengo el país que me merezco" que vociferaron en la canción de cierre

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?