Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 17 de Enero de 2020

Otras localidades

Chimy Ávila: "Pasé de estar jugando en el primer equipo a pasar a juntar cartones en un carro"

El jugador argentino de Osasuna pasa por El Larguero para explicar parte de su historia

Chimy Ávila, jugador argentino de Osasuna, pasó por El Larguero para explicar parte de su historia: sus cominezo en el fútbol profesional, la enfermedad de su hija y sus humildes orígenes. 

"Desde que nací tuve que elegir entre dos opciones: o el colegio o la calle. Digo que mi colegio fue la calle porque aprendí lo que se puede hacer y lo que no", comenzó a explicar.

Con nueve hermanos, Ávila explicó lo que le debe a su familia y el significado de la geisha que lleva tatuada en el brazo. "Simboliza a mi madre. Mi madre ha hecho cosas, por mí y por mis hermanos, que no puedo devolverle con un tatuaje. De ella aprendí todo, que la vida no es gratis en ninguna de los sentidos, si quieres algo tienes que luchar por ello. Si quieres llegar a la meta, tienes que ir despacio y con pasos firmes", explicó.

"Siempre trato de enseñar estos valores a mis hijos. Soy un privilegiado de la vida que tengo, pero tampoco me resultó fácil. Cada cosa hay que cuidarla como oro, hay mucha gente que no tiene un plato en su casa",

Sobre cuál es su mayor deseo, Ávila fue contundente: "que mis hijas tengan salud siempre y retirarme a los 40". "Soy muy creyente, Dios me reparará el destino. Pirmero tengo que hacer bien las cosas día a día".

"De estar jugando en el primer equipo, de ser conocido, a pasar a juntar cartones en un carro"

Tras dos años de parón en su trayectoria futbolística, la hija de Ávila enfermó debiod a un virus en las vías respiratorias y sufrió dos paradas cardiorespiratorias. "De estar jugando en el primer equipo, de ser conocido, a pasar a juntar cartones en un carro. No me avergüenzo. Me tocó juntar botellas de vidrio, trabajar en una remodelora... Pero gracias a Dios me puso a eso en el camino y no me puso enla delincuencia". 

"Conseguir un trabajo en Argentina es más difícil que delinquir. Pedís un trabajo y poca gente te lo da y pides un arma y tienes más gente que te lo da. Yo todos lso días hacía 20 km en bici para que mi mujer fuese en autobús y que pudiese tomar un café. Por eso miro para atrás para recordar eso y me de más fuerza, más inspiración", concluyó.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?