Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Otras localidades

La batalla perdida de Al Gore

El 13 de diciembre de 2000, el candidato Al Gore dio un discurso televisado en el que expresaba su profunda decepción y su desacuerdo con el Tribunal Supremo, que había favorecido a George Bush

Debate electoral entre Al Gore (dcha) y George Bush (izda) /

Una cosa es tener un mal día porque pillas una gastroenteritis o pinchas una rueda, y otra bien distinta, y bastante peor, es tener que admitir una derrota ante un contrincante que sabes que es peor que tú. Eso fue exactamente lo que le pasó a Al Gore el 13 de diciembre del año 2000.

Por aquel entonces, Clinton, que, como seguro que recordaréis, se había visto envuelto en el escándalo Lewinsky, había ya agotado sus dos mandatos como presidente de los Estados Unidos. Los nuevos candidatos a la presidencia eran Al Gore y George Bush.

Seguro que también recordaréis que las elecciones entre estos dos oponentes fueron especialmente sonadas porque hubo una serie de irregularidades en el recuento de votos de Florida. Pero, tras varias semanas de batallas legales, el Tribunal Supremo falló a favor de Bush.

Gore había ganado el voto popular por más de quinientos mil votos, pero perdió Florida por poco, dando a Bush el Colegio Electoral. Gore no tuvo más remedio que aceptar su derrota y conceder la victoria electoral a su contrincante.

Así, el 13 de diciembre de 2000, el abatido candidato dio un discurso televisado en el que expresaba su profunda decepción y su desacuerdo con el Tribunal Supremo; pero también dijo que eral el momento de dejar de lado los rencores, por el bien de los americanos y de su democracia.

Gore llamó por teléfono a Bush para felicitarlo y reconocerlo como “presidente electo”, y más tarde Bush se dirigió a su país con un discurso conciliador en el que declaraba que no había sido elegido “para servir a un partido, sino a una nación”.

Quizá sus intenciones eran buenas, pero el resultado de su mandato lo dejó como el peor presidente de los Estados Unidos de la historia… Hasta que llegó, Trump, claro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?