Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

Cuando desear era útil y casi siempre servía para algo

Hoy, en La Hora Extra, nos debatimos entre la querencia por los días sencillos, sin vértigo y el abismo del sobresalto cuando nos satura el hastío por lo cotidiano

"Hubo un tiempo en que todas las cosas sabían hablar. Ocurría en aquel entonces, cuando los pájaros tenían dientes y del estiércol se hacía paja, y de la paja, oro; en los años en que reinaba el Rey Sapo y todos eran bastante felices porque desear era útil y casi siempre servía para algo". Son palabras que firma Bernardo Atxaga en el texto que abre el catálogo de la exposición La naturaleza de las cosas, del fotógrafo Chema Madoz, que se puede ver en el Pabellón Villanueva del Jardín Botánico de Madrid. Una muestra con más de sesenta fotografías en las que Madoz explora la relación de los objetos con la naturaleza, con el entorno. Fotografías que, dice Atxaga, "siendo retratos, desretratan". Porque Madoz convierte hileras de caligrafía en ramas de un sauce llorón, un dedal en maceta o los cordones de un zapato en la brida de un caballo.

Hoy, abrimos La Hora Extra con esa invitación de Madoz a jugar y subvertir la naturaleza de las cosas y charlamos con otro gran fotógrafo, José Manuel Navia, que nos invita a compartir con él un ejercicio que tiene más de archivo de resistencia que de nostalgia de tiempos mejores. Navia acaba de publicar un libro, que coincide con una exposición en Huesca, llamado Alma/Tierra, en el que rinde homenaje a la cultura rural y campesina en la España interior, vacía y abandonada.

Pero no nos engañemos, el mundo rural tiene lo mismo de infierno que de paraíso perdido. La idea del pueblo como lugar de paz, calma y felicidad compite, junto con esa idea de montar un chiringuito en la playa, en el catálogo de anhelos del urbanita hastiado del ruido, el tráfico, los black friday todo el año o el botellón en la puerta de casa. Y ojo, que Eva Cruz nos recuerda que "ahora vamos al campo disfrazados de hortelanos y no sabemos distinguir un higo de una breva". Somos mochufa, que diría Santiago Lorenzo.

Y si José Manuel Navia en sus fotografías nos enseña el paisaje de la vida cotidiana en los pueblos, el documental Diarios del exilio retrata la vida íntima y doméstica de ese drama que vivieron muchos españoles que escaparon de la guerra. Una película que reúne imágenes de los archivos familiares entre otros, de Dolores Ibárruri, La Pasionaria.

Así que hoy nos debatimos entre la querencia por los días sencillos, sin vértigo y el abismo del sobresalto cuando nos satura el hastío por lo cotidiano.

 

Hoy colaboran en La Hora Extra: Pepa Blanes, Emma Vallespinós, Eva Cruz y Yonyi Arenas.

La música que suena es de Bomba Estéreo, Ella Fitzgerald, Josephine Baker, Natalia Lafourcade, Andrew Bird  y Billie Eilish, entre otros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?