Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 27 de Febrero de 2020

Otras localidades

Mujer, 50 años asidua de Tinder: "Las señoras de mi edad, aunque estemos un poco gordas, tenemos sexo sin problema"

Las App sexuales no son solo para jovencitos. Y quisimos demostrarlo con una invitada que las usa y hace mucho que dejó de ser una jovencita con intenciones de ligar.

Llegar a los cincuenta supone para todas un cambio en la vida. Supone aceptar que tienes una edad, que tus intereses no son los mismos. La mayoría tienen ya los hijos criados y una mujer de 50 años tiene sus propias inquietudes. También las sexuales. Por eso hablamos con María José, una mujer que está en esa década y que tiene una vida sexualmente activa: “No tengo una relación estable pero uso App de ligar para conocer a mis amantes.” María José reconoce que de esta manera consigue tener el sexo que le apetece. “Salgo de la rutina, conozco a gente y puedo tener una noche agradable si al final hay sexo como si no. Hay mucho sexo. No descarto incluso tener pareja. Ya la tuve, por mucho que él dijera que no, pero después de un año, para mí sí lo era. Fue precisamente su nula implicación lo que nos alejó al uno del otro”. María José reconoce que se enamoró de esta persona y no descarta que pueda ocurrir de nuevo. Para esta mujer, el físico ha sido una cosa secundaria: María José ha llegado a pesar 25 kilos más de los que debería tener, pero reconoce que no ha afectado a su vida sexual: “Las señoras de mi edad, aunque estemos un poco gordas, tenemos sexo sin problema. No gustas a todo el mundo, pero en mi caso, jamás he dejado de tener sexo. Una vez, hasta sin depilar, me encontré con un hombre estupendo que me hizo muy feliz.”

¿Creen que el cine actual está dejando de lado las escenas y temáticas sexuales? Están en lo cierto, así es. Tres profesionales del cine quisieron comentar este tema con nosotros. Pepa Blanes, jefa de cultura de la la Cadena SER, Enrique Lavigne, productor cinematográfico con temazos en su haber como La llamada o Lo imposible y Carlos Marañón, director de Cinemanía.com, explicaron los motivos por los que cada vez es más difícil ver una teta en el cine y casi imposible ver una relación sexual. El sexo explícito ya pasa casi de puntillas por nuestras carteleras. Para Enrique es la familia lo que ha dejado al cine sin desnudos “hacemos películas que queremos que sean un exitazo de taquilla y esas películas siempre es mejor que no contengan escenas que puedan calificarnos para adultos. La idea es hacer cada vez más cine familiar.” De alguna manera ya es cada vez más difícil hacer cine con estas escenas. “En Lucía y el sexo el sexo era un reclamo útil, ni nos constó enfrentarnos a tabúes, pero ahora esos tabúes hacen que ese cine lo consumimos a solas y nos da hasta vergüenza decir que lo vemos.” Para Pepa Blanes y Carlos Marañón el cine debería sofisticarse un poco más e incluso mostrar ese otro sexo que hay ahora: el sexteo, admitiendo que el problema está también en ese control exhaustivo que hacen las redes sociales de todo cuanto ocurre y que afecta directamente a los que trabajan en el cine: “Hace unos días hubo polémica por el cuerpo de Scarlett Johanson a la que llamaron gorda. ¡Gorda! Todo esto pervierte también el cine.” Carlos tiene claro que la diotonomía entre puritanismo y modernidad también tiene algo que ver: “Hay un falso puritanismo que evita todo lo que tenga que ver con el sexo. HBO y demás grandes productoras tienen asesores que miden exactamente lo que se puede o no grabar.” Para todos los presentes, esta situación es irreal, ficticia y no muestra la realidad de nuestras vidas. Nuestra vida no es puritana, por mucho que se empeñen en Hollywood.

Esta semana tuvimos una consulta de una mujer que quería saber si había alguna relación entre la falta de libido y estar dado el pecho a su hijo. Cristina Redondo, ginecóloga de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid nos contó que la bajada de estrógenos que provoca la lactancia puede afectar directamente a la libido. “Amamantar como tal no afecta, pero en el momento en el que da el pecho se rodea de cosas que favorecen que la libido baje y nadie nos cuenta lo que ocurre después del parto que también afectan. A eso añádale la bajada de estrógenos, ahí podemos encontrar la clave hormonal”. El cambio de vida, la revolución hormonal se unen a la falta de estrógenos y eso hace que tengamos mucho menos deseo. Se puede hacer algo, los problemas de sexo suelen tener una carga multifactorial. “Se recomienda no dejar de tener sexo, aunque no se tengan muchas ganas. Hay que intentarlo. Cuando menos sexo se tiene, menos ganas se tiene y eso puede ser un círculo vicioso del que podemos escapar.” 

También nos hemos enterado gracias a Control, que ha hecho su último barómetro sobre jóvenes y sexo, de cómo es la actividad sexual de dos generaciones. Han comparado a los milenials y a la generación Z, las dos más jóvenes hasta el momento porque, a pesar de que se la nombrará como la digital, áun no hemos situado a los preadolescentes como generación. Los jóvenes actuales siguen eligiendo la cama para sus relaciones sexuales, el misionero sigue siendo la postura más usada, pero para los Z la del perrito empata. Los milenial ligan más en bares, pero los Z, un 40% ligan más por internet. Es la generación que mejor se maneja en internet, lógico que si sus relaciones son así de activas a la hora de comunicarse, lo sea también a la hora de conocer gente y ligar. Sin embargo, siguen usando poco el preservativo, a pesar de que ambas generaciones son conscientes de que es la mejor protección que existe. Hablamos de una vista para sentencia que esperábamos: la de los jugadores del Eibar acusados de vulnerar la intimidad de una mujer. Dos jugadores hicieron un trío con ella y difundieron las imágenes del acto. La fiscalía ha pedido cinco años de prisión, el máximo que se puede pedir por vulneral la intimidad de alguien. Cuando grabamos este programa aún no había salido la sentencia a 38 años de cárcel a los jugadores del Arandina por abuso sexual. Una sentencia que, sin duda, ha sido ejemplar.

Y pónganse las velas que puedan, porque pueden hacer mucho más de lo que creen en sus relaciones sexuales: Las velas pueden ser un elemento primordial para nuestros asuntos de sexo. La primera opción es para crear ambiente. Pocas cosas tan seductoras como la atmósfera que consigue una estancia con velas. Pero Espe López de Betasexología nos mostró el otro lado de las velas: el de la dominación. Las velas, utilizadas sabiamente, pueden ser perfectas. “No es lo mismo usar una vela de soja que usarla de parafina o cera. Cada vela provoca una reacción diferente. Conocerlas para usarlas en el sexo es primordial”. Los juegos sexuales con velas establecen una relación suave y manejable de dominación y sumisión por el juego que pueden dar al introducirlas en nuestros juegos y encuentros sexuales. Me despedí, segundo programa de diciembre, con una canción que me vuelve loca… Y contándoles lo que supone para mí hacer la fiesta de los perfectos desconocidos, una cita anual en la que reúno a un grupo de personas que no se conocen y que, normalmente, terminan enredando.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?