Viernes, 14 de Agosto de 2020

Otras localidades

Literatura

Aurora Rodríguez, la parricida "amable" que retrata Almudena Grandes

La escritora publica 'La madre de Frankenstein', la quinta entrega de 'Episodios de una guerra interminable'

Cadena SER

En 1954, el joven psiquiatra Germán Velázquez vuelve a España para trabajar en el manicomio de mujeres de Ciempozuelos, al sur de Madrid. Tras salir al exilio en 1939, ha vivido quince años en Suiza, acogido por la familia del doctor Goldstein.

Almudena Grandes en los estudios de la Cadena SER / Cadena SER

En Ciempozuelos, Germán se reencuentra con Aurora Rodríguez Carballeira, una parricida paranoica, inteligentísima, que le fascinó a los trece años, y conoce a una auxiliar de enfermería, María Castejón, a la que doña Aurora enseñó a leer y a escribir cuando era una niña. Germán, atraído por María, no entiende el rechazo de ésta, y sospecha que su vida esconde muchos secretos. El lector descubrirá su origen modesto como nieta del jardinero del manicomio, sus años de criada en Madrid, su desdichada historia de amor, a la par que los motivos por los que Germán ha regresado a España. Almas gemelas que quieren huir de sus respectivos pasados, Germán y María quieren darse una oportunidad, pero viven en un país humillado, donde los pecados se convierten en delitos, y el puritanismo, la moral oficial, encubre todo tipo de abusos y atropellos.

Las dos protagonistas de “La madre de Frankenstein”, la nueva novela de Almudena Grandes, que son Aurora y María, dos mujeres que se saltan muchas de las convicciones de su época. Un buen resumen de la filosofía que inspira esta novela la podemos encontrar en las últimas líneas del libro:

En memoria de todas esas mujeres, que no pudieron atreverse a tomar sus propias decisiones sin que las llamaran putas, que pasaron directamente de la tutela de sus padres a la de sus maridos, que perdieron la libertad en la que habían vivido sus madres para llegar tarde a la libertad en la que hemos vivido sus hijas, he escrito este libro.

Aurora es un personaje, a ratos amable, que despierta una cierta simpatía, pero no podemos olvidarnos de que había asesinado a su hija Hildegart. A lo largo de la novela vemos que Aurora tiene problemas psiquiátricos, pero es difícil saber si esos problemas los traía de antes o surgieron por su estancia en el manicomio… lo mejor, leer la novela.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?