Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 01 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Sigue en directo la rueda de prensa de los ministros Illa y Garzón
La firma de Pepa Bueno

Avances irreversibles

La derecha española está acostumbrada a criticar avances sociales que al final termina por hacer suyos

A nadie se obligó a divorciarse después de que la Ley se aprobara en España en el año 1981. A nadie se obligó, pero millones decidieron utilizar ese derecho contra el que la derecha batalló con rezos y argumentos terribles sobre la destrucción de la familia. A nadie se obligó a abortar cuando en 1985 se aprobó la ley del aborto. A nadie se obligaba pero la derecha hizo campañas terribles con apelaciones ofensivas sobre la moralidad de quienes usaban ese derecho. Y en el 2010, cuando se amplió ese derecho y aprobó la ley de plazos del aborto, el PP se atrincheró contra ella diciendo que la del 85 estaba muy bien y que se había aprobado gracias a ellos.

A nadie se obligó a casarse con alguien de su mismo sexo cuando en 2005 se aprobó el matrimonio igualitario, pero millones de personas lo han hecho pese a que la derecha llegó a sacar obispos con sotana a la Castellana de Madrid. Muchos antes de todo esto hubo una parte de la derecha española a la que no le gustó la Constitución del 78 y ahora le han puesto un candado porque la consideran de su propiedad. Las derechos civiles avanzan siempre con la derecha española ofreciendo el peor retrato de sí misma. Hoy el Congreso ha admitido a trámite la Ley de la Eutanasia, a propuesta del Partido Socialista. Y revuelve el cuerpo escuchar argumentos tan miserables como el del diputado popular José Ignacio Echániz. Y no, no ha sido un calentón del diputado porque en el Congreso han seguido por la tarde.

Tranquilos, si en esta legislatura se consigue aprobar el derecho a acabar con la propia vida para evitarse una prolongación de sufrimiento, si encuentra un amparo legal acabar con la realidad dolorosa que cualquiera, de cualquier ideología, ve a su alrededor, en definitiva, si se consigue aprobar la Ley de la Eutanasia algún día habrá que reformar esta ley porque a saber qué realidades tendremos que asumir en el futuro. Lo que es seguro es que ese día el PP o sus herederos la habrán hecho tan suya que se atarán a los leones del Congreso para que no se modifique ni una coma.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?