Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 28 de Mayo de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Las bases españolas en la Antártida anticipan su cierre por el coronavirus

Este sábado vuelan desde Montevideo los últimos 37 científicos y militares que trabajaban en la Base Juan Carlos I, que ha echado el cierre una semana antes de lo previsto para regresar a España antes de la clausura de las fronteras aéreas en todo el cono sur

Base española Juan Carlos I en la Antártida.

Base española Juan Carlos I en la Antártida. / CSIC

El coronavirus comenzó a expandirse por el mundo cuando la Antártida vivía el ecuador del verano austral, estación que coincide con la mayor presencia anual de científicos y militares de todo el mundo. En La Antártida hay 80 bases que hasta mediados de marzo han acogido a 5.000 personas y que ya han sufrido las consecuencias indirectas de la Pandemia.

A pesar de ser el único continente sin casos positivos de coronavirus, el Consejo de los Administradores Nacionales de Programas Atlánticos (organización internacional que coordina las misiones de cada país) difundió hace unas semanas un protocolo para frenar la expansión del virus en el continente con medidas como la prohibición de visitas turísticas a las bases y la suspensión de todos los viajes que no sean imprescindibles.

Una operación española en activo

España cuenta con dos bases en el continente: la base científica Juan Carlos I, en Livingston, y la militar Gabriel de Castilla, en Isla Decepción, ambas solo funcionan durante el verano austral.

La Juan Carlos I, con una operación en activo hasta finales de Marzo, ha cerrado una semana antes de lo previsto para evitar que su personal, 37 científicos y milites, no pudiera volar ante el creciente número de países que están cerrando sus fronteras aéreas. Algo que no ha evitado cierto periplo: “Salimos de la Antártida en el buque Hespérides cuando supimos que Chile, Argentina y Uruguay habían cerrado sus fronteras. Uruguay nos permitió atracar el buque unos días para hacer acopio de combustible y comida sin salir del buque”, explica a la SER Jordi Felipe, que ha dirigido las actividades en la base Juan Carlos I durante el verano “estuvimos buscando otras alternativas para evitar volver a España en barco”, pero finalmente vuelan este sábado desde Uruguay rumbo a Madrid.

El cierre anticipado, con una semana antes de lo previsto, ha obligado la cancelación de actividades posteriores “se cancelaron una vez que comenzaron los problemas para salir y entrar de los países. Suprimimos una campaña para la que íbamos a recoger personal en Río de Janeiro”, explica Jordi Felipe.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?