Sábado, 06 de Junio de 2020

Otras localidades

Yo no quiero kamikazes

"Bolsas de basura como remedos de equipos de protección o con gafas de motorista o con mascarillas caseras, o sin nada. ¿Cómo no se van a contagiar? Es una vergüenza. Ese aplauso que les dedicamos cada tarde se queda corto, cortísimo para lo que hacen", la opinión de Carles Francino

Si hiciéramos una encuesta global entre periodistas y lectores preguntando cuál es el mejor periódico del mundo, es bastante probable que saliera elegido el ‘New York Times’. Por eso cuando algún tema relacionado con España aparece en sus páginas el impacto es mayúsculo; para bien, o para mal. Y en este caso es claramente para mal porque en su portada, en un reportaje sobre el coronavirus, se describe la batalla contra esta enfermedad que libra -dice- “los sanitarios kamikazes españoles”.

Esta expresión de “sanitarios kamikazes” no es ningún titular rompedor, no se la ha inventado nadie, la pronunció una enfermera del Hospital 12 de octubre, de Madrid, para describir en qué condiciones trabajan. “Es muy difícil -cuenta esta enfermera- decir que no voy a atender a un paciente con coronavirus porque yo no estoy protegida. Así que nos están convirtiendo -concluye- en sanitarios kamikazes”.

Para los más jóvenes que estos días escuchan la radio y no les suene el término, sólo recodarles que los kamikazes eran los pilotos japoneses que estrellaban sus aviones contra los barcos norteamericanos en la segunda guerra mundial. ¡Y yo no quiero kamikazes, para nada!

Desde luego la comparación es para echarse a temblar, pero creo que por desgracia resulta bastante acertada. Porque en esta semanas tan largas que llevamos ya de crisis hemos escuchado demasiadas veces esta denuncia del personal sanitario por la falta de medios. Y las imágenes con bolsas de basura como remedos de equipos de protección o con gafas de motorista o con mascarillas caseras, o sin nada. ¿Cómo no se van a contagiar? Es una vergüenza.

Ayer lo decía el actor Tristán Ulloa en ese conmovedor video que grabó cuando le dieron el alta: “No podemos dejarles trabajar así”. Bueno, pues así están, y ese aplauso que les dedicamos cada tarde se queda corto, cortísimo para lo que hacen. Así que al menos vamos a escucharles.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?