Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 01 de Junio de 2020

Otras localidades

Pura coherencia

El mismo partido que exige transparencia al gobierno de Pedro Sánchez con los datos del coronavirus y practica la opacidad más absoluta en Madrid, recuerden los datos de los ancianos muertos en residencias, o donde tampoco su presidenta Isabel Díaz Ayuso da ruedas de prensa telemáticas, a pesar de que el partido se lo exige al Gobierno Central

Hoy hay pleno en el Parlamento, se debate y se vota la prórroga del estado de alarma y las nuevas medidas socioeconómicas aprobadas por el gobierno. El PP y Vox tienen tantas ganas de ir que anuncian que asistiran en masa, tantos como la distancia prudencial entre escaños permita. Aprovecharán los populares, seguramente, para sacar pecho por ser ellos, dicen, los responsables de que el Congreso vuelva a ponerse en marcha, con la reanudación del control al Gobierno la semana que viene.

Lleva ya un tiempo su portavoz, Cayetana Alvárez de Toledo, explicando a quien quiera escuchar lo poco democrático que es el gobeirno de Pedro Sánchez. Y es curioso porque en Madrid, por ejemplo, su Asamblea permanece cerrada a cal y canto, no hay actividad ni la va a haber, según reza el cartelito colgado en su página web, como mínimo hasta el día 12. ¿Y quién gobierna en Madrid?? Pues el Partido Popular.

El mismo partido que exige transparencia al gobierno de Pedro Sánchez con los datos del coronavirus y practica la opacidad más absoluta en Madrid, recuerden los datos de los ancianos muertos en residencias, o donde tampoco su presidenta Isabel Díaz Ayuso da ruedas de prensa telemáticas, a pesar de que el partido se lo exige al Gobierno Central. Ya ven, todo pura coherencia. El Partido Popular exigiendo cosas que en Madrid ni se plantea.

Y por cierto este PP de doble rasero es el mismo que, otra vez, utiliza impúdicamente a los muertos. Los clasifica, de primera y de segunda. De primera, como los de ETA o los del coronavirus los utiliza para lanzarlos a la cara del partido socialista, a los de segunda, como los del 11-M o los del Yak42 los desprecia, pero a unos y a otros los convierte directa o indirectamente en argumento político de una bajeza indescriptible.

Los muertos solo son de su gente, de los suyos, a los que se tiene que dar calor y atención pero nunca arrebatárselos para esgrimirlos y lanzarlos en el debate político. Eso es indecente y eso es, precisamente, lo que lleva años haciendo el Partido Popular.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?