Sábado, 06 de Junio de 2020

Otras localidades

Seguridad internet

Se disparan los ciberataques durante la crisis del COVID-19

Conversamos con un experto en seguridad y una usuaria a la que robaron 19.000 euros tras descargar una aplicación de videoconferencia en el portátil con el que trabajaba su familia

Millones de personas teletrabajando, millones de alumnos estudiando a distancia, infinidad de aplicaciones descargadas para hacer ejercicio durante el confinamiento o estar conectados con los nuestros. El uso masivo de la tecnología que tanto nos está ayudando durante esta crisis tiene también su cara b en forma de ciberataques cometidos por delincuentes que aprovechan esa mayor exposición para robar nuestros datos y, de paso, nuestro dinero.

Es lo que le ha pasado a Eva García y que ha estado a punto de dejarle sin un céntimo en su cuenta bancaria, de no ser por la rápida reacción de su banco y de la Guardia Civil que continúa investigando el caso. ‘Mis hijas, para entrenar, se habían bajado ‘Zoom’ en el móvil -una conocida aplicación de videoconferencia cuyas descargas se han incrementado un 80% en el último mes-. El caso es que mi marido y yo decidimos instalarlo también en el portátil para que pudieran usar mejor la aplicación. Al día siguiente, mientras mi marido estaba teletrabajando en casa le llega un aviso de confirmación de una transferencia de 10.000 euros. En seguida intentamos acceder a nuestra cuenta bancaria y ya no pudimos porque alguien había cambiado nuestras claves’, ha contado en La Ventana.

Mientras el marido de Eva intentaba denunciar el caso en la Guardia Civil, ella comenzó a contactar con su banco y mientras lo hacía, recibió en su móvil otra confirmación de una transferencia que no habían hecho. ‘No sé cómo ni si fue a raíz de instalar esa aplicación, lo cierto es que nada más hacerlo de repente se habían hecho con todos nuestros datos y habían aceptado en nuestro nombre uno de esos créditos de 50.000 euros que tienes preconcedido como cliente por la domiciliación de las nóminas, etc. Y de ahí estaban sacando el dinero mediante transferencias’. No sólo eso, Eva y su marido se encontraron en pocos minutos con los cuatro dispositivos móviles que había en casa dados por baja por robo y derivados a un número nuevo desconocido para ellos. ‘Menos mal que en el banco lo bloquearon todo y pudieron comprobar en tiempo real cómo estaban haciendo todo aquello. Estaban alucinando, igual que nosotros’.

‘No somos conscientes de la cantidad de información personal que tenemos en el móvil o el ordenador’

Casos como el de Eva no son desconocidos para el INCIBE, el Instituto Nacional de Ciberseguridad, cuyo experto en Sistemas Avanzados, Daniel Firvidia, ha alertado en La Ventana de un aumento de los ciberataques durante esta crisis. ‘Los delincuentes están aprovechando el Covid19 como gancho para la mayor parte de las estafas y fraudes que se cometen ahora. Si antes, era venta fraudulenta de ropa, por ejemplo, ahora se trata de mascarillas o de batas’.

Otro riesgo añadido es que los delincuentes también saben que ahora hay mucho más ‘mercado’ por la sobreexposición tecnológica en los hogares con motivo del confinamiento. ‘Y si un delincuente consigue una puerta de entrada a nuestro ordenador o nuestro móvil, en definitiva lo que consigue es acceder a toda la información personal que tengamos ahí almacenada. Y ése es el momento en el que, si no hemos sido cautos protegiendo nuestros datos a la hora de comprar online o tenemos contraseñas débiles, pueden acceder a claves bancarias y, en consecuencia, a nuestro dinero’. ‘Muchas veces no somos conscientes de la cantidad de información personal que almacenamos en nuestros dispositivos de forma no siempre prudente’, ha alertado Firvidia.

Este experto recuerda que hace muy poco emitieron un aviso sobre un fallo de seguridad en la plataforma Zoom que afectaba a la privacidad de sus usuarios en su versión de Windows. La empresa lo corrigió pero llueve sobre mojado. ‘Esta aplicación arrastra una larga lista de problemas ya conocidos. Su director general incluso ha publicado una carta abierta admitiendo que no siempre han cumplido con las expectativas de privacidad de sus usuarios, y han sufrido penalización en Bolsa por esto’. Sin embargo, más allá de esas advertencias públicas o del hecho de que los usuarios recurran a otras alternativas en el mercado, ‘no hay ninguna medida para poder cerrar la aplicación’.

Daniel Firvidia ha recordado que desde febrero el INCIBE ha puesto en marcha un número: el 017, al que puede llamar cualquier particular o empresa para realizar consultas o pedir asesoramiento en materia de ciberseguridad. Allí, los expertos del Instituto Nacional de Ciberseguridad le ayudarán a resolver sus dudas o le aconsejarán sobre cómo interponer una denuncia si ha sido víctima de un ataque informático.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?