X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

La Ventana

Francisco Narla, el escritor y piloto que se inspiró en el autor de 'El Principito'

Francisco Narla, piloto y escritor, tendría que estar firmando en Sant Jordi ejemplares de su última novela 'Laín. El bastardo', ambientada en galicia en el siglo XIII

Your browser doesn’t support HTML5 audio

A menudo se nos olvida la cantidad de autores de libros que compaginan su trabajo como escritores con otra profesión. Es el caso de Francisco Narla, escritor y piloto de avión, que como tantos otros, debería estar hoy en Sant Jordi firmando ejemplares de su última novela, Laín. El Bastardo’ (2018), ambientada en la Galicia del siglo XIII y por la que ganó el Premio Edhasa de novela histórica. Después de Sant Jordi, Francisco tenía planeado visitar diferentes ciudades españolas y viajar a la Feria del Libro de Buenos Aires. Además, se iba a publicar una edición especial de su primer éxito ‘Assur’, que, como todo, se ha tenido que posponer. Francisco Narla se ha asomado a 'La Ventana' en este día del Libro tan atípico para todos.

Como escritor y piloto cuenta que la pasión por ambas profesiones se la inspiró el aviador y escritor francés Antoine de Saint-Exupéry, autor de 'El Principito' y 'Vuelo Nocturno', libros que leyó de pequeño y le marcaron mucho. "En él vi una imagen en la que reflejarme", dice. Desde su infancia tenía clara su vocación por la escritura y la aviación. Como su padre era pintor, Francisco sabía lo difícil que es ganarse la vida dedicándose únicamente al arte. Por ello, "decidí que tenía que buscarme una profesión y fue la de ser piloto, algo que me encanta". Además, su compañía de vuelo, Vueling, le proporciona un horario bastante flexible para que pueda compaginar la escritura de sus novelas con la aviación.

Cuando a Antoine de Saint-Exupéry le preguntaban si era piloto o escritor, él contestaba: "¿pero acaso no es lo mismo?". La misma respuesta comparte Francisco, "creo que antes de ser escritor o piloto fui soñador, y por eso elegí ambas profesiones". De hecho, los libros permiten a los lectores viajar hasta los lugares más fantásticos, igual que un avión transporta a sus pasajeros. Eso sí, Francisco advierte una importante diferencia entre las dos profesiones: "recordemos que en la narrativa el conflicto es importante, pero en un avión el conflicto es algo que hay que evitar".