Miércoles, 21 de Octubre de 2020

Otras localidades

Los clientes de un restaurante recaudan 28.500 euros para evitar su cierre

El dueño ofreció a sus clientes un bono prepago de menús para poder hacer frente a los meses sin ingresos

En esta crisis todos los sectores se han visto afectados de una u otra manera. En muchas ocasiones, ante la falta de respuestas por parte de las administraciones, son los familiares, vecinos o clientes quienes, con su ayuda y solidaridad, consiguen que todo salga adelante. Esta es la historia de un pequeño restaurante del centro de Bilbao llamado 'Lar', que tras un mes y medio de cierre y sin recibir ingresos, estaba abocado a no poder abrir nunca más sus puertas. Sin embargo, a su dueño se le ocurrió la idea de ofrecer a sus clientes habituales un bono prepago de menús para disfrutarlos en el restaurante cuando pudiese volver a la actividad. El 29 de abril, mandó el mensaje a través de WhatsApp y la respuesta de sus clientes fue  tal que superó el límite de transferencias diarias en Bizum y su banco le llamó para avisarle de un ingreso desproporcionado de dinero de diferentes cuentas. 

Miguel Justo es el dueño y artífice de esta idea en la que, a día de hoy, han participado más de 70 personas y han logrado recaudar 28.500€. Con esta cantidad, sus amigos y clientes le han proporcionado la suficiente ayuda para no cerrar definitivamente su restaurante. "No me esperaba todo este apoyo, el 80% de las personas han contestado a mi mensaje", cuenta emocionado Miguel en 'La Ventana'. 

Desde que se decretó el cierre de bares y restaurantes el 14 de marzo, Miguel no recibía ningún ingreso y, sin embargo, tenía que hacer frente a los gastos habituales. Al ver que la situación se alargaba decidió hacer algo y tuvo la idea de ofrecer dos tipos de bonos: cinco menús por 40€ o diez menús por 30€. "Tuvimos dudas de mandar el mensaje porque sabíamos que hay mucha gente en nuestra situación", dice, pero la propuesta ha encantado a sus clientes quienes no han dudado en ayudar. 

El 'Lar' es un restaurante pequeño, con apenas seis mesas y seis trabajadores, y muy familiar. "A diferencia de otros restaurantes, en el mío las mesas no van por número, sino por nombre propio; la mesa de Antonio, la mesa de Iñaki...", explica Miguel. Tal vez por esa familiaridad y cercanía con sus clientes habituales ha recibido una respuesta masiva a su mensaje. Después de esto, Miguel nos cuenta que se siente agradecido, emocionado y orgulloso: "ha sido la respuesta de una pequeña familia pero con gente muy grande". 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?