Jueves, 09 de Julio de 2020

Otras localidades

La explotación sexual infantil online crece durante la pandemia

La organización A21 denuncia que la trata de personas no se ha detenido durante la crisis sanitaria, sino que los explotadores "han buscado nuevas maneras de explotar a sus víctimas"

La pandemia de COVID19 no ha detenido la trata de personas. Esta "esclavitud moderna", el comercio ilegal de personas, “es un negocio que genera dinero, así que durante la pandemia no se ha frenado porque los tratantes quieren seguir haciendo dinero y que su negocio sea lucrativo”. Es la denuncia de la organización A21 contra la trata.

“Los explotadores buscan nuevas maneras de explotar a sus víctimas”, asegura Loida Muñoz, su directora en España. Han llegado a encontrar casos de mujeres antes explotadas sexualmente que luego han sido explotadas para hacer mascarillas.

Las víctimas “son ahora todavía más invisibles, porque la explotación ocurre en lugares más ocultos y su sufrimiento es mayor al verse obligadas a convivir con sus propios explotadores”. Por eso la organización cree que la denuncia ciudadana es fundamental para detectar la trata.

Durante el confinamiento ha habido un aumento de explotación sexual infantil online en todo el mundo. El FBI y Europol alertaron del incremento de casos de este tipo de explotación que afecta a los menores “especialmente expuestos a las redes sociales” en este periodo. En países como Filipinas los casos de abuso sexual de menores en Internet se han triplicado durante la pandemia, en muchos casos involucrando a miembros de la familia del menor o amigos.

Se estima que 105.000 personas están en esclavitud en España, según Global Slavery Index. Entre 2014 y 2018 se identificaron 59.707 personas en riesgo de trata solo con fines de explotación sexual en nuestro país. Muñoz subraya que las víctimas de trata son “los vulnerables entre los vulnerables”, lo cual los tratantes aprovechan para la captación, “engañándolas con promesas de una vida mejor, un trabajo mejor o a través de un engaño emocional con relaciones sentimentales”. Las mantienen explotadas a través de un miedo inculcado de que les va a pasar algo si no hacen lo que ellos quieren.

Loida Muñoz cree que ahora hay más vulnerabilidad porque “hay más gente desesperada por la crisis económica y social”, lo que va a abrir oportunidades a los tratantes no solo de traer víctimas a España sino de captarlas aquí para ser explotadas en otros países. España ha sido generalmente un país de tránsito y destino de víctimas, sin embargo, a partir de 2019 por primera vez se han empezado a registrar víctimas de origen.

Pero no son solo víctimas de explotación sexual las víctimas de trata. El informe CITCO de 2017 identificó 533 víctimas para explotación laboral y 577 para explotación sexual en España. Ante estas cifras, la directora de A21 reitera la importancia de la concienciación social para identificar las señales que detecten los casos de trata y evitar que ocurran.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?