Sábado, 15 de Agosto de 2020

Otras localidades

Lectura de un guion esperado

El PSOE tiene un problema que no sólo se explica por el desgaste de una crisis gravisima, Podemos vive un autentico drama y Pablo Casado ha fracasado

En las primeras elecciones del tiempo del coronavirus, los electores dijeron un puñado de cosas interesantes.

En un contexto de incertidumbre, tanto en Galicia como en el País Vasco, los votantes han optado por la opción más previsible, por aquella que les aporta mayores certidumbres. En la victoria nada se ha salido del guion esperado. Ni el PP gallego, ni el PNV tienen hoy alternativa viable en esos territorios.

La izquierda de corte nacionalista o separatista se refuerza con la mezcla de programa social e identidad, de gente y territorio, un espacio en el que los dos partidos de implantación nacional, PSOE y Podemos, no consiguen crecer.

Euskadi es indiscutiblemente abertzale. La suma de PNV y Bildu es aplastante aunque luego Urkullu y su partido prefieran para la legislatura la tranquilidad a la bandera. La estabilidad a la ruptura.

El PSOE tiene un problema que no sólo se explica por el desgaste de una crisis gravísima, del impacto de las medidas que ha adoptado en estos meses. El PSOE no consigue atraer los votos que podemos pierde a chorros. Los resultados socialistas en los dos territorios son más bien ramplones por mucho que vayan a reeditar la coalición de Gobierno en Euskadi.

Podemos vive un auténtico drama. Las explicaciones a su descalabro gallego y vasco no las va a encontrar en la cloaca. Acostumbrados como están a atribuirse su exito y arrojar a los demás sus fracasos, Podemos debe darle una pensada lenta y profunda a su desaparición en Galicia, a su hundimiento en Euskadi. Ni la visibilidad del Consejo de Ministros, ni la paternidad de algunas de las medidas de mayor perfil social han servido de pegamento para sus votantes.

Pablo Casado ha fracasado. Él sabe muy bien que no puede atribuirse el mérito de la victoria aplastante de Feijóo y que solo a él, solo a Casado, puede atribuirse el desastre del resultado de su apuesta vasca. Se hunde en votos, pierde diputados y ni siquiera consigue evitar la entrada de Vox en el parlamento vasco.

Y dicho todo eso, el futuro inmediato depende más de mascarillas que de votos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?