Martes, 11 de Agosto de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Guillermo Fouce: "Cuando eres una víctima todo cambia. No es lo mismo la teoría que la práctica"

El presidente de 'Psicología sin fronteras', que perdió a sus padres a causa de la Covid-19, fue uno de los expertos que los oyentes de la Cadena SER pudieron escuchar durante lo más duro del confinamiento y meses después nos cuenta cómo sobrellevó el duelo

Guillermo Fouce es presidente de la Fundación 'Psicología Sin Fronteras' y, a pesar de que perdió a sus dos padres a causa de la Covid-19 durante el confinamiento, continuó colaborando con 'A Vivir...' y asesorando a los oyentes de la Cadena SER en materia psicológica

Guillermo Fouce es presidente de la Fundación 'Psicología Sin Fronteras' y, a pesar de que perdió a sus dos padres a causa de la Covid-19 durante el confinamiento, continuó colaborando con 'A Vivir...' y asesorando a los oyentes de la Cadena SER en materia psicológica / UPS

El pasado siete de junio una foto se hizo viral en las redes sociales. En ella se ve un balcón en un edificio de viviendas donde, bajo un toldo verde, una veintena de plantas secas parecen anunciar que hace tiempo que nadie se ocupa de ellas. La instantánea la firmaba el periodista José Antonio Bautista y la acompaña de este texto: "Hace nada ese balcón era un vergel. Ahora está así de triste porque la pareja que le daba vida murió por covid. Los balcones muertos son cicatrices visibles de la pandemia. Recuerdo de tantas personas queridas que se fueron. A veces cuesta creerlo".

La encargada de cuidar durante años aquellas plantas era Pilar que, con 70 años, continuaba regándolas religiosamente todos los días. José Luis, su marido, tenía 71 años y, si algo le gustaba en este mundo, era su Atleti a cuyo estadio acudió en tantas ocasiones con su hijo Guillermo. Ambos fallecieron con cuatro días de diferencia durante el confinamiento vivido para atajar la expansión del coronavirus.

Guillermo Fouce, el hijo, es psicólogo, presidente de la Fundación ‘Psicología Sin Fronteras’ y una de las voces que los oyentes de la Cadena SER han escuchado todos los fines de semana por la mañana durante los meses más duros de la pandemia. Junto a otros dos colegas de profesión, José Antonio Luengo y Mercedes Bermejo, nos aconsejaba sobre la mejor forma de sobrellevar los duros momentos que estábamos viviendo. De repente, se encontró ayudando a mucha gente a afrontar momentos de duelo en los que uno no se podía despedir de sus seres queridos y cargando sobre sus espaldas el suyo propio: “Saque fuerza de creer mucho en los instrumentos de mi profesión porque todo me lo estaba aplicando yo mismo (…) Uno tiene que hacer lo que predica y predicar con el ejemplo”, relata en los micrófonos de la Cadena SER meses después.

Solo habían pasado 18 días desde el fallecimiento de su padre y 14 del de su madre cuando, en respuesta a preguntas de un oyente, aconsejaba en A Vivir  sobre la mejor manera de sobrellevar el luto por los fallecidos: “El duelo en estas circunstancias es excepcional y tiene algunos elementos diferentes a otros duelos. Las familias no pueden ver a sus familiares, no pueden despedirse de ellos y nosotros tampoco podemos acompañarles en el sentimiento o en el reconocimiento de quien se ha perdido, de quien se ha ido, de quien ha fallecido. Pero hay que adaptar las formas de enfrentar el duelo. Tenemos las nuevas tecnologías para, por ejemplo, manifestar nuestra solidaridad, nuestra cercanía, nuestro cariño. También podemos, por ejemplo, escribir cartas de despedida a esas personas que se han ido y podemos usar las redes sociales para colgar una foto de homenaje a esa persona fallecida. Una especie de velatorio virtual en el que todos nos sintamos acompañados”.

Guillermo ha trabajado asistiendo a familiares de víctimas del 11M o del accidente de Spanair en el aeropuerto de Barajas, pero ahora era él quien estaba viviendo en primera persona la situación. “Cuando eres una víctima todo cambia. No es lo mismo la teoría que la práctica”. A pesar de todo sacó entereza para responder a una cuestión, como era la del duelo, que le atañía a él tan directamente. “Tengo un reconocimiento profundo a los sanitarios que se dejaron la piel, pero también enfado por las decisiones que se tomaron desde los despachos para recortar recursos que eran absolutamente necesarios”, sentencia Fouce.

Han pasado cinco meses desde que fuimos conscientes de que lo que estábamos viviendo iba a modificar nuestras vidas para siempre. Hemos entrado en la llamada nueva normalidad y, aunque hemos recuperado algunas cosas cotidianas, hay otras que no hemos recuperado y que no sabemos cuándo podremos hacerlo. “La incertidumbre es uno de los peores enemigos. Hay que tener un plan de acción. Lo primero es entender en qué situación estamos: el virus sigue ahí y tenemos que actuar con responsabilidad”, opina Fouce y advierte: “Hay que articular mecanismos para no dejar a nadie atrás, empezando por el vecino que sabes que está solo (…) y tener cuidado con los que quieren usar el miedo de forma intencionada. Cuidado con los que manipulan el miedo”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?