Martes, 11 de Agosto de 2020

Otras localidades

Civio

¿Cómo funcionó el BOE durante el confinamiento?

Repasamos junto a la periodista Eva Belmonte, directora de la Fundación Civio y del proyecto 'El BOE nuestro de cada día', el funcionamiento del Boletín Oficial del Estado durante el confinamiento

El Boletín Oficial del Estado ha llegado ha regular hasta el último aspecto de nuestras vidas durante el confinamiento

El Boletín Oficial del Estado ha llegado ha regular hasta el último aspecto de nuestras vidas durante el confinamiento / Cadena SER

Junto a Fernando Simón y las mascarillas, el BOE se convirtió en uno de los protagonistas del estado de alarma. La sensación era que se publicaban BOEs a todas horas y es que, además de 85 ordinarios, han visto la luz 22 extraordinarios: 9 de ellos en domingo, que es el único día de la semana que no hay esta publicación y otro 13 repetidos. Es decir, se publicaban dos en el mismo día.

Muchos recordamos el domingo 29 de marzo en el que estaba el país esperando a conocer si era considerado “esencial” o no. De esa decisión dependía si teníamos que ir a trabajar al día siguiente y no se publicó hasta pasadas las once y media de la noche. Con el BOE se regularon desde los paseos a los velatorios y también los pasos hacia la desescalada.

También hubo ciertas normas que todo el mundo daba por buenas a pesar de que no salieron publicadas en el BOE em ningún momento, pero que corrieron como la pólvora durante aquellos días, ¿ejemplos?

  • El BOE no publicó que sacar al perro estuviera entre las excepciones al confinamiento. Lo dijo Pedro Sánchez en rueda de prensa y se dio por bueno, pero no estaba de forma específica.
  • El BOE no publicó que la compra se tuviera que hacer a 10 km del domicilio, ni qué alimentos se podían comprar y cuáles no. De hecho, a las fuerzas de seguridad del estado se les fue la mano haciendo una cosa que no pueden hacer: legislar
  • El BOE no publicó que iban a expropiar casas para ocuparlas. Hablaba de unas ayudas al alquiler y hablaba de ocupar una casa con “c”, no con “k”, de vivir en ella

Como todavía sucede hoy, aunque poco a poco se va corrigiendo, había normas que se contradecían entre ellas. Buen ejemplo fue cuando se permitió la movilidad en toda la provincia, pero solo podías pasear a un kilómetro de casa.

Escucha la sección completa aquí:

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?