Sábado, 24 de Octubre de 2020

Otras localidades

Un encuentro que llega demasiado tarde

Pedir el estado de alarma es claudicar para el Gobierno de Ayuso. Ahí está el problema, si esto se entiende como una guerra política y no como una emergencia de salud pública, tenemos un problema

Cadena SER

Dentro de cuatro horas se va a producir el encuentro entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Sánchez le pididó la cita y Ayuso aceptó. Sánchez le pidió la cita cuando la situación en Madrid ya se había convertido en un problema para toda España, y Ayuso aceptó, tras haber tratado la escalada de contagios con toda la ineficacia y frivolidad del mundo. Así que el encuentro llega demasiado tarde.

Aunque también dicen que nunca es tarde si la dicha es buena, en este caso si del encuentro sale un modelo de coordinación que permita frenar los contagios. Para ello deben abandonar la dinámica del enfrentamiento, salir del marco ganador-perdedor. Este domingo, el consejero de Sanidad dejaba, en su entrevista en el diario ABC, la clave para entender cómo ven ellos la negociación, cómo lo ve el equipo de Ayuso. Utilizó la plabra claudicar. Pedrir el estado de alarma es claudicar para el Gobierno de Ayuso. Ahí está el problema. Si esto se entiende como una guerra política y no como una emergencia de salud pública, tenemos un problema.

Que la reunión la hayan preparado dos expertos en comunicación, como Miguel Ángel Rodriguez e Ivan Redondo y no dos expertos en gestión sanitaria, da qué pensar sobre cómo puede ser el resultado. Pero vamos a ser optimistas, entre otras cosas porque de lo que salga del encuentro depende nuestra salud y nuestra economia, nuestros puestos de trabajo y nuestra vida. Es imprescindible que se imponga la colaboración, aunque la gestión previa, con una Ayuso criticando todas las medidas adopotadas por Sánchez en la escalada y en la desescalada, y con un Pedro Sánchez ignorando la reiteradas llamadas de Ayuso, nos lleve a pensar que es imposible que puedan trabajar de la mano.

Hoy, los dos están obligados a pasar página, a dejar en la puerta del despacho en el que se vayan a reunir, la mirada corta con la que actúan habitualmente. Esto va de salud, de la salud de los madrileños y de todos los españoles. Va también del hartazgo de una ciudadania a la que cada día se le exige un esfuerzo nuevo y que no ve ninguna contrapartida por parte de los políticos.

En Madrid la epidemia esta descontrolada y su responsable es Ayuso, pero Madrid es la capital de España y su responsable es Pedro Sánchez. Así que deben compartir responsabilidad por el bien de todos y por la imagen al exterior. Medio mundo observa perplejo cómo nos hemos convertido en el país con los peores datos epidemiológicos y los peores datos económicos. La Puerta del Sol puede ser una buena metáfora para empezar a solucionar las cosas. Allí está el kilómetro cero de España.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?