Jueves, 22 de Octubre de 2020

Otras localidades

Sanidad

Minuto y medio de aplausos para despedir a Max: "Los hospitales sin celadores seria un lugar peor"

Max Pérez Gurrutxaga se jubila como jefe de celadores del Hospital Donostia en el que lleva 41 años trabajando

Max Pérez Gurrutxaga ha tenido una emotiva despedida el día de su jubilación; sus compañeros médicos, enfermeras, auxiliares, celadores le han regalaron más de un minuto y medio de aplausos haciéndole pasillo en el Hospital Donostia donde llevaba 41 años trabajando de celador.

No es habitual que a un trabajador le despidan de esta forma; la clave del éxito ha sido "la naturalidad, ir por la vida sin demasiadas pretensiones".

Tras tantos años como celador dice que se queda "con lo bonito, la gente, los compañeros y los pacientes".

El hospital ha cambiado muchísimo desde sus primeros días de trabajo hasta ahora: "Había camas en los pasillos y la gente era mucho menos existente", aunque "la exigencia ha hecho que se mejoren las medidas".

Ante la situación de pandemia que vivimos, explica que en la primera ola "los mensajes eran contradictorios, había escasez de material... Pero en esta segunda ola estamos más tranquilos, se han aumentado los medios y la información".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?