Miércoles, 02 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Estrenos Cine | podcast

Distopía política, tragicomedia familiar y un amargo primer amor

'Nación Cautiva', 'El rey de barrio', lo nuevo de Judd Apatow, y 'Verano del 85', la última cinta del francés François Ozon, son los grandes estrenos en salas

El cine español propone tres documentales sobre inmigración, naturaleza y gastronomía

El Cine en la SER / Escucha el programa completo de 'El Cine en la SER'

El cine sigue en pie pese a la espantada de los grandes estudios. Se estrena Nación Cautiva, distopía que invita a la rebelión contra el autoritarismo. También regresa Judd Apatow con una tragicomedia, El rey del barrio, una historia familiar sobre la pérdida y los traumas. Y del cine francés llega lo nuevo de François Ozon, Verano del 85, un relato sobre la fugacidad del primer amor. La industria española apuesta por el documental, tres obras que hablan de naturaleza, cocina e inmigración. En cine clásico, nos metemos en las bambalinas de una de las grandes películas de Hollywood, Eva al desnudo. Y en televisión, terror y amor en una de las series más esperadas de Netflix, La maldición de Bly Manor.

Escucha el programa completo de 'El Cine en la SER'

Verano del 85 (François Ozon)

La importancia de la ficción y la realidad siempre ha estado en el cine de François Ozon, un cine que ha jugado con los géneros y las influencias con total libertad. Éte 1985, una historia de amor, de duelo y de culpa, tiene mucho de cómo jugamos con la literatura y la ficción y la incorporamos a nuestra realidad. Algo que estaba en La Casa, película que adaptaba un texto teatral de Mayorga y que ganó en San Sebastián la Concha de Oro.

Una historia de amor, entre dos chicos en un verano caluroso de 1985, y una muerte, contada en una sucesión de flashbacks que ayudan a que compongamos la historia. Été 1985 no tiene ni el carisma, ni la originalidad de La casa o la profundidad de algunos de sus últimos trabajos, como Gracias a Dios o Joven y bonita. Ozon explicaba la importancia de esta película en su propia biografía. "Fue un libro que yo leí hace mucho tiempo, en 1985, y que cambió muchas cosas en mí", confesaba el francés. Y es que la cinta se basa en una adaptación libre de Dance on my grave (Baila en mi tumba) de Aidam Chambers, que leyó en su adolescencia.

La obra de Chambers, como todo el cine de Ozon, no problematiza la homosexualidad, sino que cuenta una historia de amor que no puede salir bien, no por ser gays, sino porque tienen maneras de ver el amor diferente. "Me conmovió y descubrí que había representaciones diferentes del amor homosexual, que en aquella época eran muy negativas, doloras y vinculadas a la culpabilidad, que fue cuando empezó a llegar el SIDA". En realidad Ozon tuvo la tentación de hacer esta adaptación en sus inicios como cineasta, pero rechazó la idea. "Si hubiera sido mi primera película, como yo pretendía, no habría salido bien. En aquel entonces no tendría mucha distancia de la historia, estaba muy cerca de la edad de los personajes. Ahora que soy más viejo, con mis 50 años, creo que soy capaz de contar la historia con esa distancia y darle la ternura que necesita. Si lo hubiera hecho entonces igual hubiera sido un poco cruel".

Una historia nostálgica que con el coronavirus tiene un significado diferente, según Ozon. "En estos momentos de pandemia por Covid-19, podemos sentir quizás también como si esa época de los 80 fuera bendita, podíamos vivir la juventud, disfrutar y besarnos, vivir de otra manera", explicaba el autor de una cinta que bebe de la influencia de Rohmer, uno de los maestros de Ozon, y de esos veranos contemplativos y sensuales, pero siempre con el giro al thriller y la obsesión por la escritura presentes. De hecho, el amor imposible entre estos protagonistas se da por la diferencia de clases, de modos de vida y de proyectos vitales. Mientras uno quiere ganar dinero en la tienda de su padre, el otro busca estudiar y trabajar a la vez. "El contexto social de los personajes y de sus familias son fundamentales. De hecho, ahí empieza la fascinación y el amor, porque uno de los personajes quiere entrar en ese mundo burgués. Pero a la vez habla de dos tipos de madres, muy diferentes. Las dos maternales y posesivas, pero en distinto grado. Una de ellas, excéntrica, gritona; la otra totalmente pasiva y depresiva".

El director galo, que iba a llevar a Cannes esta película, ha metido todos sus gustos musicales de su adolescencia en esta adaptación. Grupos como The Cure o Rod Steward acompañan el amor y el desamor de los dos protagonistas, los actores Félix Lefebvre y Benjamin Voisin.

El rey del barrio (Judd Apatow)

Hay pocos cineastas que manejen la tragicomedia como Judd Apatow, con esa capacidad de vestir de drama la comedia o mirar desde el humor temas en los márgenes, como la virginidad a los 40, los embarazos inesperados, el envejecimiento o la muerte. El buen ojo también le acompaña con los actores, Steve Carell, Seth Rogen, Jonah Hill o Amy Schumer figuran entre sus protagonistas.

En El rey del barrio se une a Pete Davidson, joven cómico del Saturday Night Live, famoso por su tono vulgar e incómodo basado en sus propias experiencias de adolescente. El actor perdió a su padre en el 11-S, un bombero que falleció en los atentados cuando él era un niño. De esa historia real parte este relato ficcionado sobre los traumas y la familia. Scott es un joven de 24 años bloqueado, incapaz de madurar por la muerte de su padre, incapaz de asumir ninguna responsabilidad, ni estudiar, ni trabajar, que fuma hierba con sus amigos y sueña con ser tatuador.

Sin aspiraciones ni ilusiones, mantiene a su familia estancada en el pasado hasta que su hermana pequeña, interpretada por la hija de Apatow, se va la universidad y su madre, a la que da vida Marisa Tomei, encuentra a un hombre con el que rehacer su vida. Las nuevas circunstancias le obligaran a completar un viaje de iniciación tardío, a entender a los demás y quitarse la losa de un padre glorificado.

Apatow mezcla la ternura y empatía con la que mira a sus personajes con humor negro y sarcasmo en una cinta que también radiografía a los perdedores, a la cara b del sueño americano en Staten Island. Steve Buscemi y Pamela Adlon figuran entre los secundarios de esta inteligente y caótica historia en la que el renovador de la comedia americana repite pecado: dar un final convencional a una premisa atrevida.

Nación cautiva (Rupert Wyatt)

Rupert Wyatt, director británico conocido por El origen del planeta de los simios, es el responsable de distopía con lecturas políticas. La tierra ha sido invadida por unos alienígenas, unas cucarachas le llaman, y el poder político se ha plegado a su voluntad. Una ocupación que les sirve a los legisladores para llamar a la unidad, a la alineación de las masas, pero hay grupos disidentes que planean sublevarse. Ciencia ficción, acción y esa lucha entre rebeldes con John Goodman y Vera Farmiga entre los protagonistas.

The Vigil (Keith Thomas)

Cinta que dirige el debutante Keith Thomas, en la que mezcla religión y terror con un joven que debe vigilar el cadáver de un judío, una práctica conocida como shomer, y durante esa noche descubre que la casa donde lo vela encierra oscuros secretos.

Cine en plataformas

  • En Netflix Ryan Murphy sigue produciendo a saco, en este caso una actualización de Los Chicos de la Banda, adaptación de la obra teatral de 1968 que ya llevó al cine Friedkin. Película pionera en tratar la homosexualidad que reflexiona sobre la represión interna y la plumofobia ahora protagonizada por Jim Parsons. 
  • Y en Filmin se puede ver Mope, película arriesgada, comedia negrísima, basada en una historia real. Mope es pringado pero también como se conoce a los actores en la posición más baja de la industria del porno. La cinta del debutante Lucas Heyne cuenta la historia real de Steven Driver, actor obsesionado con triunfar que acabó asesinando a un compañero con una katana. La película pasó el año pasado por Sundance y Sitges

Tres documentales españoles

La voz de un niño nos hace navegar por el Mediterráneo recorriendo distintas historias que mantienen un nexo común: el sueño de llegar a Europa. 'Cartas Mojadas' es un documental escrito y dirigido por Paula Palacios que cuenta con Isabel Coixet como productora asociada y que pretende hacernos partícipes de todo lo que, en estos últimos años, se ha vivido en alta mar de la mano de embarcaciones como el Open Arms. Esas historias, plasmadas en cartas que unas madres escriben a sus hijos, nos guían hacia esas difíciles operaciones de rescate y hacia un lugar, en Libia, donde se esclaviza y tortura a algunos seres humanos. Narrado de forma cronológica y explicando los sucesos clave acontecidos desde 2016, este documental nos lleva por Europa para ofrecernos la mirada más dura, y también la más humanitaria, de la inmigración en nuestro continente.

Y de cartas enviadas de madres a hijos pasamos a la historia de un padre y una hija, vascos, líderes de la alta cocina española. 'Arzak since 1897' es un documental que realiza un recorrido por las vivencias del cocinero Juan Mari Arzak y que se presentó en la sección gastronómica del pasado Festival de San Sebastián. Lo ha dirigido Asier Altuna, director de filmes como 'Aupa Etxebeste!' o 'Amama', y para realizarlo, ha contado con el testimonio de otros grandísimos cocineros y amigos de Arzak como son Ferrán Adriá, Pedro Subijana o Karlos Arguiñano, que comparten anécdotas, recuerdos y la historia de cómo revolucionaron la alta cocina. Lejos de quedarse solo en una biografía de un genio culinario, este documental también utiliza la figura de la heredera del restaurante, Elena Arzak, para hablar de las dificultades a la hora de ser mujer en una profesión donde, paradójicamente, reinan los hombres.

Del mar al País Vasco, y del País Vasco rumbo a 'La Dehesa, el bosque del lince ibérico', un documental en el que se pretende concienciar al espectador sobre el impacto que la acción humana y el cambio climático tienen sobre uno de los parajes naturales más importantes de nuestro país. 'Dehesa' cuenta con la dirección de Joaquín Gutiérrez Acha y la producción de José Mª Morales, de Wanda Films, quienes ya colaborasen anteriormente en documentales como 'Guadalquivir' y 'Cantábrico'. De esta última unión nace este documental que destaca por su calidad audiovisual al estar rodado en 4K con sonido Dolby Atmos y que persigue a distintas especies animales, entre ellas, el lince ibérico. El reto ha sido mostrar la Dehesa de una manera que nunca se había visto antes, pues ya han sido muchos los aficionados que se han acercado a fotografiar la zona. Por ello, todo el equipo se ha esforzado durante más de dos años de rodaje por conseguir las imágenes más espectaculares de toda la fauna y flora del ecosistema.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?