Lunes, 26 de Octubre de 2020

Otras localidades

"Quizá habrá que dar clase con abrigo para garantizar la ventilación"

El experimento de un profesor de Química demuestra la importancia de abrir las ventanas para neutralizar la concentración de aerosoles como potencial vía de contagio en las aulas: 'La mayoría de los centros educativos tienen importantes déficits estructurales en sus sistemas de ventilación'

'Ventilar, ventilar y ventilar, y cuando no sea posible filtrar el aire con sistemas adecuados'. Es la conclusión a la que ha llegado un profesor de Química de un instituto de Benalmádena, tras analizar con un medidor de calidad del aire los cambios que se producen en su aula con las ventanas abiertas, entreabiertas o cerradas. 

No es un asunto menor cuando cada vez hay más evidencias científicas sobre el contagio del Covid a través de aerosoles. Así que Javier Pérez Soriano, profesor del Instituto Poetas Andaluces, ha decidido echar mano de prácticas de laboratorio y medir el CO2 en el aire de su aula según nos ha contado esta tarde en La Ventana.

'La recomendación de los expertos para espacios interiores es que no se sobrepasen unos niveles de 700/800 ppm (partes por millón). El primer día mantuvimos las ventanas abierta y las cifras se mantuvieron en esos niveles. Sin embargo, al día siguiente, dimos clase con las ventanas cerradas y filtro y esos niveles se dispararon hasta el doble, 1500 ppm. Las recomendaciones de Sanidad de ventilar cinco minutos entre clase y clase, y diez minutos entre la segunda clase y la tercera permitían recuperar algo valores adecuados pero la calidad del aire seguía siendo pobre. Con las ventanas cerradas pasamos el 85% del tiempo con niveles de CO2 por encima del umbral aconsejable'.

El profesor experimentó en un tercer escenario para medir qué pasaría manteniendo las ventanas entreabiertas 'cuatro dedos, unos 8 centímetros'. 'Entonces, los niveles seguían siendo pobres pero algo menos, las concentraciones llegaban a las 1150/ 1200 ppm'.

El experimento de Javier mide la concentración en CO2 pero sus resultados son extrapolables a los aerosoles que a través del aire pueden transmitir el Covid19 si es que hay personas contagiadas en un lugar cerrado y emiten gotículas minúsculas con el virus que acaban suspendidas en el aire. 'Si no hay la ventilación adecuada, esos aerosoles permanecen y no se disuelven. Esto nos deja claro que tenemos que cambiar la mentalidad y darle una vuelta a la ventilación en lugares con cerrados con acumulación de personas. Y si es necesario pues habrá que plantearse mantener las ventanas abiertas, aunque para ello tengamos que estar con abrigo en clase o bien vestirnos por capas para poder ir ajustando nuestro confort a la temperatura existente en cada momento'.

Javier es consciente de que no en todas partes se podrá tomar la misma decisión. 'Es evidente que no es lo mismo la temperatura media que se registra en una ciudad como Benalmádena que la que puedan tener en Teruel o Bilbao conforme entre el invierno, pero está claro que éste es un factor muy importante que habrá que tener en cuenta o bien ventilando o bien, donde y cuando no sea posible, con mecanismos de filtrado de aire'. 

El problema ya no es solo la renovación del aire interior sino los déficits estructurales que arrastran los sistemas de ventilación en muchos centros educativos, 'algo que sucede desde hace mucho tiempo, al margen de la irrupción del Covid19'. Por eso este profesor de Benalmádena considera que cada colegio debería contar con un sistema de medición de calidad del aire que de momento sólo se maneja en los laboratorios de Química. 'Son instrumentos básicos'. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?