Viernes, 22 de Enero de 2021

Otras localidades

LA VENTANA DESDE VALENCIA

Mireia Colomer, la enfermera que ha decidido no pasar la Navidad con su familia

'Enfermera al borde de un ataque de pánico', como se la conoce en redes, llama a la prudencia y advierte de las secuelas mentales que la pandemia está provocando

'Me he despedido de mis padres hasta el año que viene. No voy a ponerlos en peligro estas Navidades. Sed coherentes, por favor'. Éste es el tuit que publicó a principios de noviembre en su perfil Mireia Colomer, más conocida en redes como ‘Enfermera al borde de un ataque de pánico’, cuenta que abrió al principio de la pandemia como canal de divulgación y difusión de la situación de los profesionales sanitarios.

Mireia, que tiene 25 años, es enfermera residente en el hospital La Fe de Valencia, ciudad a la que La Ventana se ha desplazado con motivo del vigésimo aniversario del Museu de les Ciències. Desde allí nos ha contado (por teléfono, ya que está a la espera del resultado de una PCR) que no le costó tomar la decisión, pues “tenía muy claro que era lo correcto”. Mireia, que en condiciones normales partiría sus Navidades entre la familia de su padre y la de su madre, ha decidido, por prudencia, quedarse en Valencia durante estas fiestas.

Según nos ha contado, sus padres se entristecieron cuando les comunicó su decisión, pero la entendieron, pues, dice, tiene “la suerte de contar con una familia prudente y responsable”. El principal argumento que Mireia usa para defender su postura es que “si la Navidad consiste en juntarse toda la familia, eso lo podemos hacer cualquier día del año, sin necesidad de que sea nochebuena o nochevieja” y, por eso precisamente, no tuvo “ningún problema” a la hora de tomar su decisión.

Además de enfermera, Mireia también está especializada en salud mental. Y alerta de que las secuelas psicológicas causadas por la pandemia del coronavirus están empezando a dejarse notar. “Hay varios estudios que demuestran un aumento de trastornos de ansiedad, sintomatología relativa a la depresión y síndromes de estrés post traumático a causa del confinamiento”, advierte.

Mireia advierte que la residencia se le está haciendo muy cuesta arriba, y reconoce que en más de una ocasión ha estado tentada de abandonar. “Sí me he planteado tirar la toalla, volver a casa de mis padres y dedicarme a otra cosa”, cuenta. Y aunque nos dice que ha sido “algo puntual”, y ha encontrado fuerzas para seguir adelante, entiende a aquellos que no han podido más.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?