Lunes, 25 de Enero de 2021

Otras localidades

No son militares nostálgicos, son de ultraderecha

Ni una broma con esto. Ni con coquetear con fusilamientos, bombardeos o golpes militares ni con alentar estos coqueteos o identificar a estos militares como nuestra gente, como hizo una diputada de Vox

Cadena SER

Desde ayer está en manos de la fiscalía el contenido del chat de WhatsApp de un grupo de militares retirados en el que, entre otras cosas, hablaban del fusilamiento de 26 millones de españoles o valoraban la posibilidad de un pronunciamiento. Son los mismos militares que remitieron una carta al rey Felipe VI, advirtiéndole de los peligros que supone para España un gobierno social-comunista apoyado por filo-etarras e independentistas.

Quizás la carta de advertencia del rey está amparada por la libertad de expresión, podemos pensar que no son más que un conjunto de opiniones más que discutibles, más allá del flaco favor que le hace a la monarquía. Libertad de expresión que, por cierto, y ya lo comentábamos ayer, fue conseguida a costa de miles de muertos en este país. Pero el contenido del chat es absolutamente inadmisible y no tiene amparo posible. No sirve de excusa que sus integrantes sean militares retirados, un grupo de jubilados alejados del actual ejército. Esto da igual, lo mismo que da igual que sea uno o que sean cincuenta, o que en el siglo XXI sea imposible pensar en el éxito de un golpe militar en España.

Da absolutamente igual. Con este tipo de amenazas no se juega, no debemos admitirlas. Nos pesa demasiado nuestra historia como para quitarle importancia a lo que digan un grupo de militares retirados. Y no, tampoco son militares nostálgicos, son militares de la ultraderecha alentados por un partido político de ultraderecha, que gracias también a los que se quedaron en el camino, pueden sentarse democráticamente en el Congreso de los Diputados.

Las libertades en este país han costado mucho sufrimiento y los que ahora se han apoderado de esta palabra tuvieron mucho que ver en este sufrimiento. Así, pues, ni una broma con esto. Ni con coquetear con fusilamientos, bombardeos o golpes militares ni con alentar estos coqueteos o identificar a estos militares como nuestra gente, como hizo una diputada de Vox.

La defensa de la democracia nos compete a todos, especialmente a todos los partidos políticos que, democráticamente, fueron elegidos y nos representan en el Parlamento. Es indispensable que se muestren contundentes, señalen y dejen en evidencia actitudes como la de estos militares y que lo hagan de manera pública y sonora.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?