X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies

Hoy por hoy
Residencias ancianos

La mortalidad en residencias sigue descendiendo, pero en la última semana han muerto más de 500 ancianos

Desde el pasado viernes, 520 ancianos han muerto por coronavirus, 92 menos que la semana anterior

Un trabajador sanitario totalmente protegido acuden a buscar a un anciano de la residencia de ancianos de San Cibrao / Carlos Castro - Europa Press (EUROPA PRESS)

La mortalidad en las residencias de ancianos ha vuelto a bajar ligeramente por segunda semana consecutiva. A pesar de ese leve descenso, más de 500 mayores han fallecido por coronavirus en los últimos siete días en geriátricos de toda España, según los datos recopilados por la SER a través de su red de emisoras. Desde que empezó la pandemia en marzo, 27.000 ancianos que vivían en residencias han muerto por coronavirus o síntomas compatibles, 7.000 de ellos en esta segunda ola.

Desde el pasado viernes, 520 ancianos han muerto por coronavirus. Son 92 menos que la semana anterior. La mortalidad está descendiendo, pero de forma muy lenta. Y una vez más se repite el mismo patrón: La mitad de todos los muertos por COVID en España en los últimos siete días son mayores que vivían en residencias. Desde el pasado viernes, según comunicó anoche Sanidad, han muerto por COVID 1.015 personas. De ellas, 520 eran ancianos de residencias. El informe que ha elaborado el Gobierno sobre lo que sucedió en los geriátricos durante la primera ola ya reconoce que la mitad de los muertos por coronavirus en toda España eran mayores que residían en este tipo de centros. En esta segunda ola está pasando lo mismo.

Desde marzo, 27.000 ancianos han muerto por COVID o síntomas compatibles. Esto supone que ha perdido la vida el 8,1% de los 334.000 mayores que vivían en residencias antes de la irrupción del virus en nuestro país.

Afortunadamente, lo que está descendiendo de forma más acusada es el número de contagios. Actualmente hay casi 8.000 ancianos con el virus activo. Son casi 1.500 menos que la semana pasada. Es un descenso del 16%. Aragón y Castilla y León son las dos comunidades con mayor número de contagios: 1.500 cada una. Les siguen la Comunidad Valenciana y Andalucía con 1.100.