Jueves, 25 de Febrero de 2021

Otras localidades

'HORA 25' DESDE HUELVA 'HORA 25' DESDE HUELVA Especial de 'Hora 25' desde Riotinto con Pepa Bueno

El holocausto olvidado del pueblo gitano

El nazismo exterminó al 75% de la población romaní que había en Europa. María Sierra da cuenta de este drama invisible en su libro "Holocausto gitano"

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Apenas se han transmitido investigaciones y conocimiento científico acerca del holocausto de la población romaní durante el nazismo en Alemania. Sin embargo, la población gitana fue uno de los colectivos que más víctimas sufrió.

El nazismo exterminó al 75% de la población romaní que había en Europa, alrededor de medio millón de personas. En su libro “Holocausto gitano”, la catedrática de Historia Contemporánea en la Universidad de Sevilla María Sierra, repasa un drama olvidado por la historia por el “escaso interés y conocimiento público”.

Fosa colectiva en el campo de exterminio de Bergen-Belsen / ARCHIVO FEDERAL DE ALEMANIA

Con estudios de campo y ficheros policiales establecían genealogías familiares y establecer un cuadro de romaníes puros y diferentes grados, de forma similar al procedimiento realizado con los judíos. A esa condición de gitano se le asociaba sin ningún criterio científico, explica Sierra, “una asocialidad, una incapacidad para vivir dentro de la sociedad y, asociado a eso, una tendencia a la delincuencia colectiva como si fuera algo genético”.

Pero la mirada Nazi tenía admiración por el pueblo gitano y su habilidad artística. Se obligaba a los romaníes a entretener a los guardias de los campos de concentración. Además, había otra “esquizofrenia nazi” con este pueblo, asegura la autora. Por su origen del norte de la India, se les creía portadores de la condición aria idealizada por el nazismo. “Se intentó estudiar cuántos de ellos podían quedar puros y Hitler llegó a crear una reserva, como un parque zoológico, con algunos grupos de gitanos puros para investigar esto”.

Músicos gitanos, obligados a tocar para soldados de la Werhmacht, en una imagen de propaganda de septiembre de 1939. / ARCHIVO FEDERAL DE ALEMANIA

El “antigitanismo de las sociedades europeas” está en el fondo de la invisibilidad de este holocausto paralelo, dice la profesora, algo que se ha mantenido ya acabado el nazismo y la Segunda Guerra Mundial y que incluso se mantiene en la actualidad, asegura. “Parece que siempre se hubiera considerado que había víctimas de primera clase y otras a las que había que hacer caso más secundariamente”, lamenta.

Una gitana lee la buenavetura a militares alemanes en Polonia, en octubre de 1939. / INSTITUTO PARA EL ESTUDIO DE LA GUERA, EL HOLOCAUSTO Y GENOCIDIO (ÁMSTERDAM)

Sierra repasa la discriminación histórica del pueblo romaní que no llegó de cero en la época Nazi, sino que “se pudo sostener en una legislación sostenida de persecución a los gitanos por el simple hecho de serlo y también sobre una serie de prejuicios culturales y estereotipos de muy largo recorrido”.

Lo que preocupa a la profesora es lo que todavía hoy queda presente de esa discriminación, palpable, por ejemplo, en que durante años se haya negado a las víctimas gitanas del holocausto el reconocimiento de tales y en el “racismo enquistado en las sociedades europeas”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?