Lunes, 10 de Mayo de 2021

Otras localidades

Aborto

Socorro Rosa: el teléfono clandestino que ha ayudado a abortar a cientos de mujeres en Argentina

Hasta la reciente legalización del aborto, una red de mujeres han ayudado por teléfono a aquellas que querían abortar en un país donde la interrupción del embarazo ha estado penado con hasta cuatro años de cárcel

Hasta la legalización del aborto, hace unos días en el Senado Argentino, el país planteaba la interrupción del embarazo en los mismos términos que en 1921. Ese año se promulgó la ley que ha estado vigente hasta ahora y que penalizaba el aborto con 4 años de cárcel con dos excepciones: violación o riesgo para la vida de la madre. Pero que el aborto estuviera penalizado más de un siglo no significa precisamente que no se practique.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

En el país, según datos de Amnistía Internacional, se realizan 450.000 abortos cada año. Muchos en clínicas privadas. Y la mayoría en centros clandestinos donde en muchas ocasiones no se practica con seguridad. Una media de cincuenta mujeres mueren cada año por un aborto inseguro en el país, a veces con técnicas acientíficas. Para ellas, las que no pueden pagarse clínicas o ir a un país donde si esta legalizado, y para aquellas que tienen miedo al rechazo en su familia, nació hace seis años Socorristas en Red, más conocido como Socorro Rosa.

"Es una organización que surge en 2014 en Argentina. Brindan información sobre el uso seguro del medicamente para abortar", explica Gabriela Figueroa, periodista y abogada argentina. El medicamento es la mifepristona o el misoprostol; este último una hormona que produce contracciones uterinas provocando el aborto

Gabriela lleva meses investigando esta línea de teléfono.  Al otro lado están mujeres que han abortado y que ayudan, aconsejan y acompañan a aquellas que quieren hacerlo. Su investigación ha ganado este año el Premio de desigualdad de género de la Fundación García Márquez. Desde Buenos Aires, nos cuenta que la red es clandestina, que ayuda a cientos de mujeres cada año y que ha estado investigada por la policía. "Facilitan el teléfono a través de calcomanías en baños de chicas, en las facultes, en los bares. O por el boca a boca".

Una red que nació para evitar las cincuentas muertes que se producen cada año en Argentina por prácticas abortivas en ocasiones acientíficas. En su mayoría jóvenes con pocos recursos o de comunidades indígenas. Y que espera desaparecer en cuanto la ley, ya aprobada, comience a funcionar.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?